| 5/31/2013 7:05:00 AM

¿La puerta está abierta para seguir comprando dólares?

La quinta reunión del Emisor en 2013 se centraría en la posibilidad de continuar el programa de compra de divisas, al parecer las tasas quedan relegadas en esta discusión.

Los expertos y analistas dan por descontado que este viernes no habrá sorpresas en la decisión de intervención de la Junta del Banco de la República y que la tasa de interés permanecerá en 3.25%.

Para el director de investigaciones de Alianza Valores, Felipe Campos, los analistas coinciden en que el Banrepública ya terminó su política de expansión y los cambios en sus determinaciones se empezarán a visualizar a finales de este año.

“Estamos en esa etapa en la que no es tan difícil predecir que va a pasar con la tasa de interés...el Emisor, como siempre, se toma 6 u 8 meses en cambiar de rumbo y debe tomarse un poco de tiempo para evaluar lo que está pasando”.

En este mismo sentido, el director de investigaciones de Serfinco, Daniel Lozano, señala que el Banco Central podría estar fijando un aumento de 25 puntos básicos a partir de noviembre de este año.

Pero el tema de la tasa de intervención es el de menor importancia para los analistas del mercado en la reunión que se llevará cabo este viernes. La verdadera atención está centrada en la petición del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas: extender el programa de compra de dólares y terminar el año en US$9.000 millones.

Un sondeo de Reuters revela que 6 de los 22 expertos pronosticaron que la máxima autoridad monetaria, cambiaria y crediticia del país extenderá su plan de compras diarias de dólares que vence a finales de este mes.

Siete de los analistas proyectan que el banco emisor extenderá las compras hasta agosto, 3 estimaron que lo hará hasta septiembre y 6 coincidieron en que se extenderán hasta diciembre. Mientras, 6 de los consultados consideraron que el Banco de la República no extenderá el plan de compras de moneda estadounidense.

Para Serfinco, “en términos técnicos el Emisor no tiene la necesidad de prolongar la adquisición de divisas”. Lozano recalca además los altos costos fiscales de esta intervención. A marzo las pérdidas de la autoridad monetaria ascienden a $270.904 millones y se estima que al final del año ascenderían a un billón de pesos.

Por su parte, Campos destaca que la única restricción que podría preocupar al Emisor en la compra dólares es que pueda generar inflación.


“Es en lo que el banco siempre está pensando, sin embargo la inflación está muy controlada y la expectativa de inflación en mayo es que caiga, entonces yo creo que van a comprar dólares”.

Advierte que si la Fed cristaliza el anuncio de disminuir sus compras de bonos, se iniciará un proceso de ajuste que terminaría en devaluación y en el que le banco debe tener suficientes monedas estadounidenses en el bolsillo para hacer lo contrario a lo que realiza actualmente: salir a vender dólares.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?