| 5/29/2012 7:00:00 AM

La prudencia del Banco de la República

En un contexto internacional donde reina la incertidumbre, el Banco de la República sigue mostrando coherencia en su posición de política monetaria. Mantener la tasa inalterada se entiende como la pausa para continuar controlando la evolución de la cartera de créditos y no afectar la producción.

Las medidas tomadas por el Banco Central han servido para frenar la evolución de la cartera, que era una de sus grandes preocupaciones. Sin embargo, según los resultados del último reporte de cartera de créditos de la Superintendencia Financiera, si bien se ha estabilizado el crecimiento de la colocación de créditos, la cartera vencida ha aumentado.

Según el estructurador de negocios de Ultrabursátiles, Jairo Lastra, la postura del Banco Central en este momento es muy prudente, ya que ha controlado la cartera y mantener los niveles de tasas de interés no afectará tanto la producción en caso de un choque muy fuerte.

“En un caso extremo, en donde las economías de Europa entren en un impago desordenado y aumente la probabilidad de una crisis financiera al otro lado del continente, los precios de las materias primas podrían caer y afectar la producción del país. En ese caso, la manera de incentivar el crecimiento es con el consumo interno, por lo que subir más las tasas de interés sería un riesgo”, dijo Lastra.

El escenario en que se encuentra el Banco de la República, más que una posición neutra se puede tomar como una pausa, que es coherente con la posición de política monetaria de largo plazo que tiene el Emisor.

No había de otra


Todas las variables estaban dadas para el que el Banco de la República dejara inalteradas las tasas de interés. Solo el dato de producción industrial, al caer 1,7% en el primer trimestre, frente al 5,5% registrado en los tres primeros meses de 2011, eran un suficiente motivo para dejarla inalterada.

Aunque para el analista de Forex Chile, Sergio Tricio, en Colombia hay presiones inflacionarias, los analistas locales creen que las expectativas de inflación están ancladas y en un nivel cómodo para la economía.

La incertidumbre sobre la economía global podría poner sobre la mesa una posible disminución de las tasas. Sin embargo, Lastra aclara que bajarlas sería contraproducente pues le imprimiría una gran volatilidad al dólar, que ya suficiente tiene con la situación europea.

“Bajar la tasa de interés no hablaría muy bien de la coherencia del discurso monetario del Banco y pondría en riesgo la estabilidad de la moneda. En Brasil, por ejemplo, subieron las tasas, después las bajaron y tienen como resultado la moneda más volátil del mundo”, agregó Lastra.

En este sentido, el Emisor no tenía otra opción más que mantener la tasa en 5,25%.

Política contracíclica

Si algo quedó claro con la crisis de 2008 es que el país está en una buena posición para enfrentar una crisis financiera. Sin embargo, las medidas que se tendrían que tomar, en caso de una, serían similares a las implementadas por el Gobierno en la caída de Lehman Brothers, a diferencia que no podrían ser tan agresivas por los niveles de endeudamiento y de cartera vencida que hay en este momento.

En el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina, la jefa de la CEPAL, Alicia Bárcena, destacó que la región cuenta con mayores reservas internacionales y un menor nivel de endeudamiento para enfrentar las turbulencias internacionales.

"Nuestra región no está mejor que en el 2007 en materia de espacio fiscal. Sin embargo, tiene capacidades de políticas contracíclicas basada en su fortaleza de bajo endeudamiento y provisión de reservas internacionales", dijo Bárcena en Santiago.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?