| 11/14/2017 12:01:00 AM

Trabajadores colombianos miran de lejos la productividad asiática

Para el año 2016, un trabajador surcoreano produjo US$77.317 mientras que uno colombiano US$27.487, lo que puso en evidencia una gran brecha en materia de competitividad entre dos regiones.

Factores como la motivación, el salario, la disciplina, la preparación académica, el desarrollo tecnológico, el liderazgo e incluso la alimentación, son factores que mantienen alejados a los trabajadores colombianos de la productividad asiática.

Datos revelados en el Informe Nacional de Competitividad 2017-2018 muestran varios datos alarmantes.

Uno de ellos es que entre los años 2000 y 2015 el crecimiento anual de la productividad total de los factores fue de 0,3% para Colombia frente a 5% de China.

Visite: Colombia cierra otro ciclo con más dudas que respuestas en competitividad

Según datos del reporte, la productividad promedio de los empleados colombianos está incluso por debajo del de la región (US$34.713).

“De los trece países latinoamericanos sobre los que hay información disponible, Colombia apenas supera a Perú, Guatemala y Bolivia”, dice el Consejo Privado de Competitividad (CPC), autor del informe.

Además, está lejos del promedio de la productividad de los países miembro de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en donde un trabajador genere US$84.373 en promedio.

A nivel latinoamericano algunos de los casos más exitosos en materia de productividad es Chile (US$54.418, Argentina (US$48.445), Uruguay (US$45.693) y México (US$43.851).

Fuente: Informe Nacional de Competitividad 2017-2018

De acuerdo con una encuesta de World Management Survey de 2016, citada por el CPC,  la calidad de los gerentes de pequeñas y medianas empresas de Colombia es la más baja de Suramérica.

Sin embargo, curiosamente ellos se autoevalúan por encima de los gerentes de países líderes como Estados Unidos.  

Le puede interesar: Las razones por las que el país retrocede en materia de competitividad

La productividad y la consecución de talento es una interrogante en las empresas nacionales. De hecho, uno de cada dos empresarios tiene dificultades para llenar una vacante en su organización, según CPC.

El informe señala que las inflexibilidades del mercado laboral siguen siendo uno de los principales cuellos de botella que impiden el aumento de la productividad.

En este campo en particular preocupa la inflexibilidad de los salarios, la falta de cooperación en las relaciones entre trabajadores y empleados, y los efectos de los impuestos y subsidios sobre los incentivos a trabajar.

Como dato preocupante sobresale que tres de cada cinco empleados colombianos son informales.

El CPC también muestra que los costos laborales no salariales directos, como pensiones y salud, representan entre el 39% y 52% del salario de un trabajador formal. De otro lado, expuso que los impuestos y las contribuciones laborales a cargo de las empresas en el país ascienden al 18,6% de sus utilidades.

Así mismo preocupa el serio retraso en el pilar de innovación, fundamental para aumentar la productividad.

El Informe Nacional de Competitividad 2017-2018 destaca que con la Ley 1530/2011 el Gobierno le otorgó el 10% de los recursos de regalías al Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación (FCTI).

Sin embargo, “el FCTI ha tenido innumerables problemas que llevaron a que buena parte de sus recursos quedaran inutilizados, hecho que motivó una reciente reforma constitucional que busca mayor competencia en la presentación de proyectos de investigación e innovación”, explica.

Frente a este tema, la investigación muestra datos muy dicientes. Se estima que el país invierte el 0,3% del PIB en I+D, frente a 1,2% en Brasil y 2% en la Ocde. Un dato revelador a nivel corporativo es que el 92,7% de los microestablecimientos no utiliza internet para vender sus productos.

Muestra del atraso generalizado en la materia es que en 2014 Colombia contaba con la mitad de investigadores por cada millón de habitantes en comparación a México y el 10% del total de Argentina.

Otro pilar importante es para la productividad es la educación. Sin embargo preocupa el hecho de que el país no supera el promedio de desempeño de América Latina en las pruebas PISA para matemáticas, lectura y ciencia. Además, basado en la Ocde, el informe explica que el país obtiene el peor puntaje en la región en competencias digitales (2015).

Le puede interesar: ¿Por qué es Colombia menos competitiva?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.