| 4/11/2016 12:10:00 AM

La Cepal advierte sobre aumento de la pobreza en Latinoamérica

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en una publicación reciente sobre el ‘Panorama Social de América Latina’, analizó las tendencias de la pobreza, la desigualdad, la transición demográfica, el mercado laboral y el desarrollo social en la región.

A pesar de que no se tienen datos definitivos del 2015 para toda la región latinoamericana, las proyecciones de la Cepal no son positivas y los índices de pobreza, de confirmarse dichas proyecciones, aumentarían con respecto a años anteriores.

En el 2014, la tasa de pobreza en América Latina fue de 28,2% y la tasa de indigencia alcanzó el 11,8%. Esto significa que los pobres representaron 168 millones de personas y 70 millones se encontraron en situación de indigencia.

Según las proyecciones de la Cepal, para el 2015 las cifras aumentarían. Se proyectó que la pobreza llegaría a representar 175 millones de personas y la indigencia 75 millones.

A pesar de que luego de la década de los noventa la pobreza disminuyó radicalmente, durante los últimos 3 años la tasa ha incrementado levemente y las proyecciones advierten sobre una nueva alza.

(%) Evolución de la pobreza 1980-2015*

* Proyección

Fuente: Cepal

¿Cómo se encuentra Colombia?

Según estas cifras y proyecciones, los últimos índices de pobreza en Colombia se encuentran levemente debajo del promedio latinoamericano. Según informó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) en días pasados,  el porcentaje de personas en situación de pobreza en Colombia fue de 27,8% en 2015.

Por su parte, la pobreza extrema en Colombia durante el año 2015 fue de 7,9%, disminuyendo en 0,2 puntos porcentuales con respecto al 2014.

Fuente: Cepal/Dane, cálculos Dinero

Lea también: El 7,9% de colombianos vivieron en  pobreza extrema en el 2015

El gasto social

Como afirmó la Cepal, el gasto social, como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) regional, a comienzos de los años noventa se situaba en 12,6% y aumentó a 19,5% en el periodo de 2013-2014.

El incremento del gasto social como porcentaje del PIB (6,8 puntos porcentuales entre 1991 y 2014) obedece en primer lugar al crecimiento del gasto en seguridad social y asistencia social (3,5 puntos porcentuales), seguido de educación (1,9 puntos porcentuales) y salud (1,5 puntos porcentuales).

La transición demográfica

Según las estimaciones de la Cepal, en la mayoría de los países de América Latina el bono demográfico (período en que la población en edad de trabajar crece más rápido que la población dependiente) seguirá vigente durante los próximos 15 años, lo que abre oportunidades de inversión en áreas como educación y salud.

Sin embargo, la magnitud del bono es inferior a la observada en los últimos 15 años, según esto, la Cepal afirma que varios países están cerca de terminar la etapa positiva de la transición demográfica para iniciar una fase de incremento de costos producto del envejecimiento de la población.

Mercado laboral

El 80% de los ingresos totales de los hogares latinoamericanos provienen del trabajo. Por ello, el empleo de calidad, con derechos y protección social, “es la llave maestra para la igualdad, eje de la integración social y económica, y mecanismo fundamental de construcción de autonomía, identidad, dignidad personal y ampliación de la ciudadanía”, señala el estudio de la Cepal.

“Si queremos lograr el primer Objetivo de Desarrollo Sostenible, que llama a poner fin a la pobreza en todas sus formas, América Latina debe generar más empleos de calidad, con derechos y protección social, cautelar el salario mínimo y proteger el gasto social, que muestra una merma en su ritmo de crecimiento”, puntualizó Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Cepal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?