| 12/5/2015 12:05:00 AM

La oportunidad para mujeres víctimas del conflicto en la moda

Una de las industrias que más empleo genera en el país es el de las confecciones. El Ministerio de Trabajo, y la escuela de moda Arturo Tejada desarrollaron conjuntamente un proyecto para darle las herramientas a mujeres víctimas del conflicto para incursionar en el mundo de la moda.

Un proyecto liderado por el Ministerio del Trabajo junto con el Centro de Innovación para la Industria de la Moda Arturo Tejada, busca transformar la vida de 232 empresarios, 90% de ellas mujeres, de Bogotá, Medellín, Cali e Ibagué que han sido víctimas del conflicto armado y en condiciones de discapacidad.

928 muestrarios desarrollados por las empresarias beneficiadas por el proyecto harán parte de un Showroom en ruedas de negocios que se llevarán a cabo en 4 ciudades del país.

El proyecto que nace de una alianza público-privada, busca entregarles las herramientas de conocimientos técnicos y comerciales a las mujeres que participan en el programa, con el propósito de que ellas puedan emprender con el acompañamiento de  Arturo Tejada y el Ministerio de Trabajo.

Además, se les hará acompañamiento por lo menos hasta que lleguen al mercado de confecciones en el país. 

Luego de recibir los diplomados que incluyen actividades de formación, como en diseño y desarrollo de producto, las participantes han preparado una oferta comercial en líneas de ropa exterior femenina, especialmente blusas y vestidos; ropa infantil, con énfasis en vestidos para niña; ropa deportiva masculina y femenina en complementos como bodies, leggings, trusas, sudaderas y maletines deportivos; ropa de hogar con cubrecamas, edredones, protectores, sábanas y cojines; y ropa de dotaciones en cocina, peluquerías, salud, uniformes de operarios, overoles.

Arturo Tejada, Director del Centro de Innovación para la Industria de la Moda,  y cabeza de este proyecto por parte de esta entidad, indica que: “para nosotros hay dos cosas importantes, la primera es poder desarrollar un proyecto de cambio y una visión clara del negocio de la moda y las confecciones, estamos apoyando a estas empresas en el mejoramiento productivo, y lo segundo es generar oportunidades de venta, oportunidades comerciales reales con sus mercados.”

Algunos han sido críticos con varias iniciativas del Gobierno en materia de capacitaciones a poblaciones vulnerables, pues luego de recibirlas, ejercer en el mercado laboral, es otro reto que queda por delante

Es por esto que para definir los lineamientos del proyecto, el Ministerio de Trabajo indagó con anticipación para conocer las necesidades del sector privado. Allí se encontró que el sector privado demandaba sobre todo, confecciones.  Así, las participantes podrán entrar a un mercado altamente demandado, y con la calidad que el mercado colombiano busca.

El fin último de este proyecto es apoyar el emprendimiento, pero que de entrada se caracterice por ser de alta calidad, y así apareció la escuela de Moda, Arturo Tejada.  

La escuela de moda proporciona el conocimiento para que la población tenga la capacidad de construir su futuro, pero sobre todo para que las mujeres puedan mantenerse en el mercado laboral por sus propios medios. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?