| 9/27/2016 12:01:00 AM

Latinoamérica: La necesidad de aprovechar el bono demográfico

El aumento de la población y específicamente el de la población mayor, puede poner en jaque el bienestar económico de una nación si no se sabe manejar la etapa de bono demográfico. Aquí se plantea el caso de un importante país latinoamericano.

Hace 60 años la edad promedio de esperanza de vida en América Latina era de 55,7 años, pero hoy es de casi 75 años. Las mejoras en la salud pública y el aumento en la calidad de vida, han llevado a que los latinoamericanos tengan vidas más longevas, afirma el Banco Mundial en una reciente publicación.

Por estos motivos, la entidad indica que a medida que vivimos más, es necesario repensar algunas de las instituciones económicas y sociales de un país, teniendo en cuenta que hay que prever cómo se puede garantizar el bienestar de la población después de finalizado su periodo de vida laboral.

En el caso de la región latinoamericana, el país con un mayor envejecimiento de la población es Uruguay, que tiene niveles similares a algunos países europeos y es uno de los que inició en forma más temprana su transición demográfica en la región.

En Uruguay cada vez hay más adultos mayores y se ha disminuido la tasa de natalidad.

“Uruguay vive una dinámica de cambio demográfico, que no es distinta a la de muchos otros países, con algunas particularidades porque es menos lenta. Es lo que llamamos envejecimiento poblacional. Pasa por dos razones: la gente se muere menos y tiene la cantidad de hijos que quiere tener y no más. Esos dos aspectos, son indicadores de desarrollo social de un país. Por eso es buenísimo que ocurra este cambio demográfico”, afirma Rafael Rofman, especialista en protección social del Banco Mundial.

No obstante, si al mismo tiempo no se presentan cambios en la población económicamente activa, el tamaño de la fuerza laboral se reducirá y la capacidad de la economía para hacer frente a las necesidades de quienes ya se han retirado será limitada.

El bono demográfico

Según el informe “Cambio demográfico y desafíos económicos y sociales en el Uruguay del siglo XXI”, uno de los principales retos de un país en el que su población se enfrenta a un gradual envejecimiento, es la productividad. El Banco Mundial plantea que una mayor productividad durante la etapa de bono demográfico (cuando hay una mayor cantidad de personas económicamente activas), ayudaría en el largo o mediano plazo a mantener una tasa de crecimiento positiva.

Según el estudio, en los próximos 35 años el 22% de los uruguayos será mayor de 65 años y en 2100 llegará al 30%. Para el resto de la región, el proceso de envejecimiento de la población es más lento.

Por esto Rofman afirma que “si no hay cambios en las políticas, el porcentaje del producto interno bruto (PIB) destinado a servicios sociales básicos (salud y educación) y protección social pasará de algo menos del 25% en 2013 a cerca del 43% en 2100”.

Según el Banco Mundial, actualmente Uruguay está atravesando el periodo con mayor porcentaje de población en edad de trabajar, lo cual es una oportunidad para aumentar el ahorro y generar recursos para la inversión. Según los autores del estudio, para que esto ocurra hace falta promover un fuerte aumento en la inversión, tanto en capital humano como en capital físico.

Lea también: Sistema de pensiones chileno condena a miles de jubilados

Ante la creciente demanda fiscal y la necesidad por sostener el crecimiento económico para garantizar el bienestar de la población, el Banco Mundial y el estudio sobre Uruguay concluyen que hay que atacar estos frentes específicamente:

  • El sistema educativo: debe contribuir a un proceso de generación de capital humano más efectivo.
  • El mercado de trabajo: debe compensar la caída de la población económicamente activa con una mayor participación de mujeres y adultos mayores.
  • El aumento de la capacidad de ahorro: que permita mayores inversiones y acumulación de capital.
  • El aumento de la productividad: mediante el impulso sostenido a la innovación y adaptación al cambio tecnológico.

¿Qué pasa en Colombia?

La población mayor de 60 años, en el 2015 representó aproximadamente el 11% del total de la población, con aproximadamente 5,3 millones de habitantes, según cifras reveladas por el Dane.

Sin embargo, de acuerdo con las proyecciones de la entidad, para el 2020 la población colombiana podría llegar a los 50,9 millones de habitantes, donde la población mayor podría significar alrededor del 12,6% del total (alrededor de 6,4 millones de habitantes).

Lea también: Se proyectan 274.000 traslados de las AFP a Colpensiones al 2050

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?