| 2/6/2017 10:04:00 AM

La economía global se recuperaría más lento de lo previsto

De acuerdo con el Grupo de Investigaciones Económicas de Bancolombia, una mayor desaceleración durante el 2016 causará que este año la recuperación económica sea menos pronunciada de lo que se esperaba inicialmente.

Durante el 2016 el mundo experimentó una desaceleración económica más fuerte de la prevista, acompañada de la incertidumbre adicional que generó la elección de Donald Trump como nuevo presidente de Estados Unidos.

A su vez, esta desaceleración mundial más marcada causará que durante el 2017 la recuperación global sea menos pronunciada de lo que se esperaba y enfrentará varios riesgos.

De acuerdo con el Grupo de Investigaciones Económicas de Bancolombia, entre los riesgos internacionales está la imposición de medidas proteccionistas al comercio que lideraría Estados Unidos, en cabeza de Donald Trump.

Otro motivo para estar atentos es el alto nivel de apalancamiento de Europa y China, que podría impedir la mayor recuperación del primero o generar un ajuste desordenado del segundo.

Bancolombia también destacó que el riesgo político para este año está en la amenaza terrorista en Europa y el Medio Oriente, así como el auge de los movimientos separatistas y nacionalistas en la Zona Euro son riesgos adicionales para el buen desempeño global en 2017.

Recomendado: ¿Se impondrá la inestabilidad geopolítica global con Trump?

En el caso de Colombia, en el tercer trimestre de 2016 el PIB del país creció 1,2%, menos de la mitad del 3,1% que se había presentado en el mismo periodo del año anterior y alcanzando el registro más bajo desde el primer trimestre de 2009, cuando el PIB fue de apenas 1,1%.

Entre los sectores que más contribuyeron a la desaceleración del país en el último año están agricultura; minería; transporte, almacenamiento y comunicaciones; electricidad, gas y agua. La desaceleración de estos sectores se sumó a los efectos de la devaluación del peso, el paro camionero y el fenómeno de El Niño sobre la inflación.

Bancolombia advirtió que la principal fuente de debilidad en el 2016 fue la demanda interna del país, que creció 0,4% en los primeros nueve meses del año, inferior incluso al PIB acumulado entre enero y septiembre, que fue de 1,9%.

El Grupo de Investigaciones Económicas explicó que dicho comportamiento fue consecuencia de la política monetaria, la caída en la confianza económica, la incertidumbre sobre la reforma tributaria y la reducción de los ingresos reales.

Para este año, Bancolombia espera que el PIB de Colombia sea cercano a 2,3%, superior en 0,5% al crecimiento que estiman para el 2016. El grupo explicó que “a medida que transcurra el presente año la economía se recuperará paulatinamente de los choques que han afectado su crecimiento, y se generarán condiciones financieras y de inflación que permitirán una recuperación de la demanda agregada”.

Sin embargo, también advirtieron que, como consecuencia del deterioro de la economía en el año anterior, apenas en el segundo trimestre de 2017 el país obtendría un PIB superior a 2% y, con el paso de los meses, la recuperación económica ganará terreno suficiente para que la diferencia entre el crecimiento que se registre entre el primer y el último trimestre sea de 1,2 puntos porcentuales.

Pese a que la recuperación económica sería más lenta de lo pronosticado con anterioridad, Bancolombia espera que este año todos los sectores productivos crezcan y en especial cinco sectores registrarían una mayor aceleración.

El primero sería el comercio, beneficiado por una recuperación de la demanda interna como consecuencia de una menor inflación y la baja en las tasas de interés.

Lea también: El Plan Financiero de 2017 no es lo que esperaba el mercado

Por su parte, la agricultura se verá beneficiada por la mejora en las condiciones climáticas y una mayor cosecha cafetera. En el caso de la minería, la recuperación de los precios de las materias primas permitirá que aumente su producción.

El transporte, comunicaciones y almacenamiento se verá beneficiado por la superación del paro camionero, si diferentes sectores incumplen con su promesa de convocar a un nuevo paro nacional el próximo 20 de febrero.

Por último, el sector de electricidad, gas y agua superará por completo los efectos del fenómeno de El Niño y repuntará este año.

Sin embargo, también hay varios riesgos para el crecimiento de este año. Para Bancolombia, un estancamiento de la inversión privada por la baja reducción en la carga tributaria efectiva de las empresas, una debilidad más prolongada de la demanda interna y poca confianza empresarial, podrían combinarse con unas condiciones financieras que se mantengan en terreno contractivo como resultado de los riesgos inflacionarios, el ritmo de ejecución de proyectos de infraestructura y una nueva devaluación como consecuencia de un cambio de tendencia en el mercado petrolero.

Puede interesarle: Banco de la República espera una inflación cerca al 4% en 2017

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 522

PORTADA

Las 5000 empresas más grandes de Colombia

Pese a las condiciones económicas adversas del año pasado, las grandes compañías colombianas lograron mantener buenos ritmos de crecimiento. Construcción y agro, los propulsores.