| 10/29/2008 12:00:00 AM

La desaceleración no será tan dura

A finales de 2009 volveremos a la normalidad. Qué tan segura está Colombia en la crisis mundial. ¿Subirá la tasa de interés? Responde Juan Carlos Echeverry.

No se cometieron muchos errores cuando la economía colombiana estuvo en auge. Las deudas están contenidas. Por eso la desaceleración no durará mucho, dice el economista Juan Carlos Echeverry, le contó a dinero.com.

¿Será muy duro el impacto de esta desaceleración a la economía colombiana?
Se dice que la desaceleración no será tan dura, debido a que el boom tampoco fue tan duro. Todo el mundo hace de todo para venderle a las familias. Si las familias demandan menos, las empresas producirán menos. Por lo tanto, se crea un circulo vicioso que le pega al empleo y a los precios. A menores empleos, menores ingresos, menores ventas etc. Este circulo se va a vivir. Eso se llama desaceleración.

¿Este ciclo cuando toca fondo?
Esto depende de qué tantos errores se cometieron en el boom. Si cometimos muchos errores en el auge, la desaceleración va a durar mucho, como en el caso de Estados Unidos. Colombia no cometió tantos errores, así que esta desaceleración no durará mucho. Pienso que a finales del 2009 las cosas estarán entrando en normalidad.

Lo mejor que le pudo haber pasado al país, es que el Banco de la República aumentara las tasas en el 2006. Donde éste descalabre mundial nos coja como estábamos en el 2005, todo el mundo endeudándose para comprar activos, arriesgándose y haciendo cuentas de margen, los problemas en Colombia habrían sido inmensos.

¿Qué paso?
La tasa lleva dos años subiendo enfriando los negocios, entonces hoy no nos cogen excesivamente apalancados. No nos va a pegar duro, relativamente esta es de las situaciones más benignas que se pudieron haber tenido ante una recesión como la que vive el mundo.

La situación esta muy bien, esta mejor que en los últimos cuarenta años para enfrentar una crisis. Antes, cuando cualquier cosa pasaba en el mundo la tasa de interés en Colombia se disparaba. En otras circunstancias, el dólar debería estar en $2.900 y esta cercano a los $2.400. Para la magnitud de la crisis las tasas deberían de estar por las nubes.

¿Será imposible acceder a créditos por causa de la crisis?
Habrá dificultades crediticias. Hay un aumento del temor en la percepción de riesgo en la economía mundial. Cuando hay temor en el mundo los mercados emergentes aparecemos particularmente riesgosos.

Para superar eso, el país tiene que demostrar dos cosas: que está sólido y que su proyecto a futuro sea sólido. Es posible que haya seis meses duros o más. habrá meses en los que conseguir crédito será muy duro pero después de ese periodo la gente volverá a buscar tasas de rendimiento y crédito. En eso no hay que ser alarmistas.

Yo no seria tan alarmista como para decir que no habrá financiación. El aeropuerto se va construir en seis años y eso no significa que no habrá financiación durante seis años. El crédito no se va a acabar y si un negocio es rentable. Habrá plata para financiar nuevos proyectos.

El tema de las viviendas depende de como estén financieramente las familias. En los últimos cinco años las familias se han endeudado bastante para comprar computadores, sofás, viajes, un montón de cosas más, diferentes a la vivienda. En este momento para comprar vivienda la deuda hipotecaria está entre 2% y 4%, para las familias en consumo de los otros bienes está en 11%. Situación totalmente diferente a la crisis hipotecaria pasada, en donde el crédito para vivienda era del 11% y crédito de consumo era alrededor del 7%, casi todo lo contrario porque nos estamos endeudando en otras cosas. Lo que facilita los pagos y no impide el acceso al crédito para vivienda en el futuro.

¿Que va a pasar con las tasas de interés?
Las tasas de interés van a subir, a pesar de que el Presidente quiere que el Banco de la Republica las baje. La dinámica de las tasas de interés no siguen necesariamente las decisiones del Banco.

Las tasas de interés se comportan, en esta economía y en estas circunstancias, dependiendo de cuánto pide una persona para quedarse en pesos. Si yo me paso a dólares y hay una devaluación, yo gano plata, solo me quedo en pesos si me remuneran lo suficiente para que sea más que esa devaluación esperada. Si hay esa expectativa de devaluación, las tasas suben porque los intermediaros tiene que ofrecerle a la gente lo suficiente para que la gente se quede en pesos y eso es independiente de lo que quiera hacer el Banco de la República.

El Banco puede bajar sus tasas, y las tasas del mercado por el contrario pueden subir. Ahí es donde entra el gobierno. Si el gobierno no es lo suficientemente razonable ni responsable y no disminuye el riesgo de devaluación, no importa lo que haga el Banco de la República.

La tasa de interés y la tasa de cambio son las variables que resumen toda la información de la economías. Si la gente se asusta la tasa de cambio y la de interés van para arriba y si la gente se tranquiliza la tasa de cambio y la tasa de interés van para abajo.

¿La gente se va a asustar o la gente se va a tranquilizar?
La gente probablemente se va a asustar, porque este es un año de susto, por lo tanto se espera que las tasas se vayan un poco para arriba.

Hay un mito sobre el poder de los funcionarios y empleados del Banco de la República. El banco central y el ministro de Hacienda no bajan las tasas de interés, uno puede bajar las tasas, pero hay variables que el Banco no puede manipular porque son variables externas. El Ministro no maneja el miedo mundial, el Ministro no maneja la salida de capitales, el Ministro maneja el gasto público y en eso contribuiría el con las tasas, pero es una fuerza menor ante las fuerzas externas descomunales que hay en el mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?