| 10/3/2012 5:00:00 PM

La culpa del bajo crecimiento de A.L será de Europa y China

La economía latinoamericana ralentiza su crecimiento hasta el 3% en 2012, en la misma línea que el resto de los países, con Panamá y Perú a la cabeza y Argentina y Brasil en la cola.

Según el Banco Mundial, como causas, cita la situación en las economías avanzadas, especialmente en Europa, y el frenazo mayor de lo esperado de China. "Aunque Europa parece haber evitado la posibilidad de una catástrofe financiera, los riesgos estructurales permanecen", explicó Augusto de la Torre, economista jefe del BM para la región al presentar el informe semestral del organismo.

El comportamiento de la economía china, agregó, es muy importante para América Latina, debido a su gran demanda de materias primas procedente de la región y que tiene efectos "tanto sobre las exportaciones como sobre los precios de estos productos".

Para 2013, el BM prevé una repunte de hasta el 4 %.

Además, el organismo pone de relieve la "significativa desaceleración" de Brasil y Argentina, dos importantes economías regionales, que crecerán "en torno al 2 % o menos" y contribuyen a esta disminución en las perspectivas de crecimiento, que contrastan con el 6 % registrado por la región en 2010 y el 4 % del pasado año.

En el caso brasileño, este frenazo tiene que ver con el hecho de que el crecimiento del país suramericano estuvo basado en los "últimos cinco años en el consumo y parece haber alcanzado el tope". Por ello, De la Torre valoró el compromiso del gobierno brasileño por "concentrarse ahora en la inversión" como motor de crecimiento.

Por otro lado, el economista jefe del BM subrayó el comportamiento de la otra gran economía latinoamericana, México, que últimamente se había mostrado algo "rezagada" y cerrará 2012 con una expansión por "encima de la media latinoamericana".

A la cabeza de la región, se ubican Panamá y Perú con crecimientos que De la Torre calificó de "asiáticos", un 8 % y un 6 % en 2012, respectivamente, fruto de la mayor flexibilidad de sus economías. Además, otros países de la región también se espera que crezcan por encima de la media, como es el caso de Colombia, Costa Rica, Chile, República Dominicana, Ecuador, Uruguay y Venezuela.

Como elemento sobresaliente, el Banco Mundial destacó en su nuevo informe la progresiva disminución en la desigualdad de ingresos en la región desde 1990 y acentuada en la última década. "No hay precedentes en la significativa reducción de la desigualdad en la región en los últimos años. Es el único caso en el mundo donde la desigualdad está cayendo", subrayó De la Torre.

A juicio del economista del BM, esto tiene que ver con la caída en la desigualdad de los salarios, las bajas tasas de inflación, la mejora en los niveles de educación y la mayor estabilidad macroeconómica.

Asimismo, los niveles de desempleo han alcanzado mínimos históricos de cerca del 6,5 %, muy por debajo del tope del 11 por ciento alcanzado hace una década.

Desde 2000, América Latina ha creado más de 35 millones de trabajados adicionales, y la tradicionalmente "alta informalidad" se ha venido reduciendo en 7 de los 9 países que ofrecen datos consistentes.

No obstante, De la Torre alertó que los países de ingresos medios parecen haber estado funcionando a máxima capacidad en 2010 y 2011. "Para avanzar hacia adelante con niveles de crecimiento sostenibles más alto, los países de Latinoamérica tienen que encarar ahora cuestiones relacionadas con la baja productividad", señaló.

Por último, afirmó que América Latina cayó en la "trampa" durante todo el siglo pasado del país de ingreso medio y no logró avanzar hacia el siguiente escalón, como hicieron algunos de los tigres asiáticos en las ultimas décadas, lo que constituye su "principal reto". El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional celebrarán la próxima semana su reunión de otoño en Tokio, Japón, donde analizarán la situación económica global.


EFE                                                                
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?