| 5/27/2015 5:00:00 AM

¿Cómo afecta la confianza empresarial la economía mundial?

La inversión privada no depende únicamente de la tasa de interés, las expectativas empresariales son determinantes en la toma de decisiones de los empresarios y estas a su vez afectan el crecimiento económico. ¿Cómo está la confianza empresarial hoy?

El índice de confianza empresarial hace referencia a las expectativas que tienen los empresarios de la situación económica futura del país o del entorno en donde realizan sus negocios. Este factor es muy importante para el crecimiento económico ya que según las expectativas los empresarios toman decisiones de inversión y producción de hoy, de aquí que afecte la dinámica económica. Estas expectativas pueden ser:

Optimistas: Cuando creen que la economía va a presentar un crecimiento positivo en los próximos meses y ven rentable la inversión.
Neutrales: Cuando consideran que no van a haber cambios significativos en el comportamiento de la economía.
Pesimistas: Cuando suponen que va a haber un deterioro en la dinámica económica y ni inversión ni un aumento de la producción son buenas opciones.

A diferencia de otros factores que pueden golpear la economía en el mediano plazo, este tiene una alta probabilidad de materializarse; por ejemplo, en Chile las bajas tasas de interés no han logrado incentivar la inversión, lo que podría explicarse con su índice de confianza empresarial que revela que los empresarios tienen expectativas pesimistas sobre la dinámica económica del país. A pesar de que este indicador presento un incremento al pasar de 45,1 en enero de 2015 a 48,5 en abril, se sigue ubicando debajo de 50 (si el indicador esta sobre 50 son optimistas de lo contrario son pesimistas).

Mundo

Hace algunos años los factores que afectaban la confianza empresarial no llegarían a ser tan trascendentales como lo son hoy. Actualmente existen preocupaciones más sustanciales como el crecimiento de China y Estados Unidos; la posible salida de algunos países de la Zona Euro y el posible riesgo de que algunos países dejen de pagar su deuda soberana, situación que se manifestó el fin de semana con Grecia.

Según un informe de McKinsey, en China los empresarios consideran que en los últimos 6 meses las condiciones económicas han disminuido (lo demuestra su crecimiento de 7% del primer trimestre del año), y es posible que en los próximos meses esta situación se torne más sombría, es por esto que en este país los empresarios se presentan pesimistas ante la dinámica económica. Esto podría generar una caída en la inversión y producción del país, lo que sugiere que probablemente haya un cambio a la baja en el pronóstico de 7% del crecimiento para 2015.

Por otro lado, la inestabilidad geopolítica de la Zona Euro es el mayor riesgo que puede presentarse en esta región, pues puede generarse una caída tanto en el consumo privado como en los negocios, ya que se dejarían de ver beneficiados de acuerdos comerciales que terminarían afectando la economía de manera sustancial.

Finalmente, el informe revela que a nivel global el 32% considera la deuda soberana como una amenaza crecimiento mundial, pues el cese en el pago podría generar una caída de la inversión, un aumento del riego país, una salida de capitales y en el peor de los escenarios una crisis pronunciada con riesgo de contagio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?