| 11/16/2009 8:00:00 AM

Jefe del FMI no cree que EE.UU. recaiga en recesión

El jefe del Fondo Monetario Internacional dijo el viernes que el ritmo de la recuperación en Estados Unidos sigue siendo lento, pero indicó que no cree que pueda haber una recaída en la recesión.

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo que los flujos de capital hacia los mercados emergentes reflejaban el panorama positivo para esas economías, pero advirtió que podrían desestabilizar a las monedas y los precios de los activos.

El funcionario señaló que el estímulo económico de China estaba ayudando a reequilibrar su economía, dando un giro en su enfoque hacia una mayor dependencia de la demanda interna, pero señaló que el gigante asiático aún debe permitir que su moneda se aprecie.

En octubre, el FMI elevó sus proyecciones para el crecimiento de Estados Unidos a un 1,5 % para el 2010, pero Strauss-Kahn señaló que este pronóstico podría ser algo pesimista.

"Nuestra proyección es que, no sólo para Estados Unidos sino para el resto del mundo, el 2010 va a ser un año de recuperación", dijo Strauss-Kahn en una conferencia de prensa en Singapur, donde se encuentra para participar en el foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico (APEC).

"Debo decir, que en algunos aspectos, hemos sido un poco pesimistas ya que el crecimiento ha aparecido antes de lo que esperábamos, se adelantó un trimestre más o menos", afirmó.

El funcionario indicó que el dólar había resistido durante la crisis global y seguirá siendo la moneda de reserva del mundo.

"No creo que el rol del dólar vaya a cambiar en los próximos meses o años", dijo Strauss-Kahn.

Pero señaló que la mayoría de las monedas asiáticas se encontraban subvaluadas y reiteró su llamado para que China permita la apreciación del yuan.

"En los próximos años, la economía China se enfocará en el crecimiento de su sector interno y el valor del renminbi (yuan) tendrá que aumentar", sostuvo. 

Flujos de Capital 

Durante un discurso ante el banco central de Singapur, dijo que las autoridades monetarias tenían un conjunto de herramientas a su disposición para enfrentar los efectos laterales adversos de los flujos de fondos a los mercados emergentes.

"Ellos incluyen la apreciación del tipo de cambio, políticas fiscales más estrictas, y, donde sea apropiado, menores tasas de interés", comentó.

"Además, los instrumentos macroeconómicos prudentes pueden limitar el riesgo de las burbujas de los precios de los activos. Los controles basados en el mercado sobre los flujos de capital pueden ayudar a reducir la volatilidad de los flujos", acotó.

Destacó que esas medidas eran costosas y tendían a perder su efectividad en el tiempo.

Los comentarios de Strauss-Kahn reflejan la preocupación de las autoridades económicas en algunos mercados emergentes de que la entrada de "dinero caliente" pueda crear burbujas de precios de activos e impulsar a sus monedas a niveles que son poco competitivos y socavar las exportaciones.

Esta semana, Taiwán impuso controles de capital al prohibir a los fondos extranjeros invertir en depósitos a plazo, en una medida que parece apuntar a las apuestas disuasivas sobre la apreciación de la moneda.

Brasil anunció el mes pasado un impuesto del 2 % a las inversiones extranjeras en acciones e instrumentos de renta fija para limitar la apreciación del real.

Varios bancos centrales en Asia han estado interviniendo en los mercados cambiarios para frenar la escalada de sus monedas.


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?