| 4/11/2012 7:00:00 PM

Irresponsables decisiones ponen en riesgo $1.262 millones

La Contraloría de Bogotá radicó en la Alcaldía Mayor de Bogotá un control de advertencia al alcalde mayor, Gustavo Petro Urrego, sobre presuntas irregularidades en el Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS).

Según el ente de control, se presentaron graves en el Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS) como consecuencia del proceso contractual adelantado para la compra y mantenimiento de vehículos autobalanceados marca Segway para la Policía Metropolitana de Bogotá (Mebog), para el patrullaje de zonas abiertas, rurales, parques, centros comerciales o ciclovías.

De acuerdo con el organismo, las presuntas irregularidades obedecen a que dicho proceso contractual adelantado para la compra de 50 vehículos autobalanceados, ponen en riesgo la inversión de $1.262 millones.

Es así como en diligencia de carácter fiscal se evidenciaron diferencias técnicas, entre los vehículos autobalanceados adquiridos frente a los requeridos por la Policía Metropolitana de Bogotá y los finalmente entregados al FVS por Autoexpress Morato.

Entre las inconsistencias está que los vehículos solicitados por la Mebog y los identificados en los estudios previos constaban de dos servomotores que permiten su movilización hacia adelante, atrás y los lados mientras que los adquiridos y entregados solamente permiten el movimiento hacia adelante y atrás y para girar requieren el uso de un timón, lo que significa que su calidad y precio es inferior al requerido.

Así mismo, los vehículos solicitados por la Mebog cuentan con una estructura metálica, mientras que los entregados cuentan con una estructura de fibra de vidrio y/o plástica; cuya calidad es inferior a la requerida.

A su vez, los vehículos fueron requeridos con distintivos de la Policía Metropolitana ubicados en el cuerpo del vehículo, con un maletín frontal y otros accesorios, mientras que los entregados no cuentan con estas especificaciones.

Para el ente de control, es evidente que la licitación pública adelantada por el FVS presenta irregularidades desde su etapa precontractual y contractual.

“Además no se entiende las justificaciones para la apertura del proceso licitatorio para la adquisición de unos bienes que solamente pueden ser comercializados en Colombia por un distribuidor exclusivo autorizado por el productor americano Segway –X2 y que son los efectivamente solicitados por la Mebog”, indicó.

El 29 diciembre de 2011 el FVS canceló un valor de $551.8 millones como pago anticipado, a la firma Autoexpress Morato en la que se indica de manera expresa que es para atender el pago de los vehículos objeto del contrato, es decir, el 50 por ciento del valor total del contrato ($1.262.6 millones).

Sin embargo, el 17 de febrero de 2012 la firma Autoexpress Morato entregó al almacén del FVS los vehículos modelo Trobot-W, conforme consta en el acta de entrada de almacén No. 8277 de la misma fecha, vehículos con diferencias técnicas a los solicitados en los pliegos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?