| 3/5/2014 5:00:00 AM

Por la reactivación industrial

Las dificultades de la economía obligan a una ampliación de las ayudas para el sector empresarial colombiano.

Pese a que los augurios en materia de crecimiento económico para este año son mejores a las cifras registradas en 2013, aún se mantiene una expectativa por la tendencia de las economías.

Los socios comerciales de Colombia en especial Estados Unidos ha mostrado una recuperación y las expectativas en las encuestas mejoran sustancialmente.

En ese país la Reserva Federal tomó decisiones que genera expectativas para las economías emergentes entre ellas la colombiana que mantiene unos fuertes vínculos en diferentes sectores.

Uno de ellos, la industria que espera salir de las negativas cifras del 2013 donde en gran parte del año estuvo arrojando pérdidas.

La producción industrial, tanto en los datos del Dane como de la Andi, mostró fuertes caídas con una leve recuperación en el cuarto trimestre.

Por ello, la ampliación de ayudas y mayores coberturas en recursos no se hacen esperar y desde el Gobierno Nacional se anuncia el mantenimiento de los beneficios para 2014.

Un factor que ha sido positivo fue la recuperación en el precio del dólar que por el momento tiene calmados a los exportadores colombianos.

Sin embargo, una alta competencia por los acuerdos comerciales, una demanda moderada, bajas exportaciones y las volatilidades del mercado, hace pensar que el sector aún podría encontrarse débil.

Estos aspectos obligaron al Gobierno a mantener la inyección de recursos que para este año será de $1 billón para fortalecer a los empresarios del sector industrial.

Cabe anotar que la financiación será a través de Bancóldex con el Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo, el cual se constituyó en el segundo trimestre de 2013.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Santiago Rojas, explicó que este nuevo paquete financiero se suma a los $440.000 millones desembolsados el año pasado.

Estos créditos financiarán la modernización en compra o arrendamiento -leasing- de bienes inmuebles, maquinaria y equipo; vehículos, adecuaciones o mejoras de instalaciones.

Además capital de trabajo con la compra de materia prima, insumos e inventarios, la sustitución de pasivos o recomposición de deuda en mejores condiciones.

De acuerdo con el funcionario también podrán destinarse a la financiación de operaciones de comercio exterior.

“Estamos seguros de que con este apoyo que hace parte del Pipe, lanzado por el presidente Santos, más otros instrumentos de política industrial a través de entidades y programas como Bancóldex, Proexport, iNNpulsa Colombia y el Programa de Transformación Productiva (PTP), entre otros, estamos creando las condiciones necesarias para que Colombia pueda competir en las grandes ligas”, señaló el ministro.

Por su parte, el presidente de Bancóldex, Luis Fernando Castro Vergara, anotó que estos recursos “contarán con condiciones favorables en cuanto a tasa y plazo; y permitirán al empresario mejorar su estructura de endeudamiento o recomponer su deuda”.

Los empresarios pueden solicitar los recursos de los créditos a través de bancos, corporaciones financieras, compañías de financiamiento y cooperativas financieras con cupo disponible en la entidad.

De igual manera por intermediación de ONG financieras, cooperativas con actividad de ahorro y crédito, fondos de empleados, cajas de compensación y demás entidades, con cupo disponible en el Banco de Comercio del Exterior de Colombia.

Vale la pena señalar que los créditos también benefician a las pequeñas empresas que han requerido de una mayor financiación para mantenerse en el mercado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?