| 11/29/2017 12:16:00 PM

Inversionistas extranjeros le temen a victoria presidencial de la izquierda

Este miércoles la gerente de Economía y Estrategia de Old Mutual, Catalina Tobón, explicó que dados los antecedentes de gobiernos de izquierda en otros países latinos, los inversionistas le temen a un cambio de línea política y económica en Colombia con las elecciones del 2018.

La gerente de Economía y Estrategia de Old Mutual explicó que Colombia se ha caracterizado en los últimos años por gobiernos de centro y centro-derecha que han llevado en la misma línea la economía y se han preocupado por el cuidado de las finanzas públicas, por ejemplo el actual Gobierno ha llevado acciones como dos reformas tributarias para garantizar el cumplimiento de la Regla Fiscal.

Sin embargo, si en las elecciones presidenciales de 2018 los colombianos votaran en su mayoría por un candidato de izquierda, este cambio en el lineamiento político podría llevar también a modificaciones en las prácticas económicas y llevarlas a ser menos ortodoxas, lo que a su vez podría poner en peligro la calificación crediticia del país y la llegada de capital de inversión.  

Con los recientes gobiernos, lo que se espera del nuevo presidente es que continúe con las acciones necesarias para garantizar unas finanzas públicas sanas, como una reforma al gasto y al sistema pensional, algo que podría verse en duda si el ganador es un candidato que no sea de filiación de centro o centro-derecha.

Recomendado: ¿Cómo crecer?: La pregunta que deberán resolver los candidatos

Los temores de los inversionistas están basados en la experiencia de los gobiernos de izquierda en otros países latinoamericanos, riesgo que nuevamente está latente ya que en los próximos doce meses se llevarán a cabo varias elecciones en la región y en Chile, por ejemplo, la primera vuelta de las presidenciales reveló que un candidato de diferente línea política tiene posibilidad de ganar dadas las brechas sociales de ese país.

Sin embargo, según Tobón destacó que en Colombia el riesgo parece bajo dado el perfil de los votantes nacionales aunque advirtió que se ha demostrado que por ahora las encuestas son volátiles y en un futuro más cercano a las elecciones se podrían dar sorpresas.

Así las cosas, y como es típico en un año electoral, muchos inversionistas nacionales y extranjeros desde ya decidieron aplazar sus decisiones de inversión hasta pasadas las elecciones, cuando el panorama político del país sea mucho más claro.

Pese a los retrasos en las decisiones de inversión, Old Mutual estimó que la economía colombiana podría crecer entre 2% y 2,4% el próximo año dadas las mejoras que ya se están viendo en la actividad de varios sectores y como resultado de la baja base estadística que dejará el 2017.

Puede interesarle: Aunque Colombia cambie de presidente, su política económica no cambiará: Fitch

Así, Tobón señaló que “si el universo conspira a favor” y se mantiene el lineamiento político en el gobierno local y regional, mientras que la Reserva Federal con su nuevo presidente mantiene la línea en política monetaria, el 2018 debería ser algo similar al 2017 con algo de volatilidad, pero con retornos relativamente positivos en principales activos y correcciones en renta variable.

En ese sentido, Tobón señaló que la inflación del próximo año terminaría alrededor de 3% con tasas de interés rodeando el 4% y una tasa de cambio en promedio de $3.000 con una devaluación de 1,7% como consecuencia de la mayor valorización del dólar, motivada a su vez por los tres incrementos en la tasa de interés de la Fed que se pronostican para el próximo año y la aprobación de la reforma tributaria de Trump con pocos cambios.

Lea también: ¿Qué opinan los precandidatos presidenciales sobre las cajas de compensación?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?