| 7/27/2011 8:40:00 AM

Inversión extranjera en Suramérica aumentó 56%

Los flujos hacia América Latina y el Caribe aumentaron un 13%, alcanzando los US$159.000 millones. El mayor aumento se registró en América del Sur, donde la IED alcanzó los US$86.000 millones, de los cuales Brasil recibió el 56% (US$48.000 millones).

Según el Informe sobre las Inversiones en el Mundo 2011, que la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo UNCTAD presentó los flujos mundiales de inversión en 2010 crecieron 5%, en relación con 2009, al pasar de 1.185  a 1.244 billones de dólares.
 
Las entradas de IED a América Central aumentaron un 20%, situándose en US$25.000  millones, US$19.000 de los cuales se invirtieron en México. Los flujos destinados al Caribe disminuyeron un 26% para alcanzar la cifra de US$48 mil millones, de los cuales el 95% se destinó a los centros financieros transnacionales.

Los flujos de IED procedentes de América Latina y el Caribe crecieron un 67%, hasta alcanzar los US$76.000 millones, el mayor incremento de todas las regiones económicas del mundo. Este aumento se debió a los fuertes incrementos registrados en  Brasil y México, los dos países de la región que más invierten en el extranjero.

Tanto en el caso de las entradas de IED como en el de las salidas, el crecimiento se debió al auge de las fusiones y adquisiciones transfronterizas. Las adquisiciones realizadas por Empresas Transnacionales (ETN) registraron un aumento repentino pasando de valores negativos (debidos a la desinversión) en 2009 a US$29 mil millones en 2010, la cifra más alta observada en la región desde el 2000. La mayoría de estas adquisiciones fueron realizadas por ETN asiáticas, principalmente de China y la India, dedicadas a la extracción de petróleo y gas.

Los datos preliminares de 2011 muestran que las entradas de IED continúan subiendo, mientras que las salidas están disminuyendo.

Situación local
Colombia, por su parte, concentró el 7% del total de las entradas de capital en la Región en 2010, con 6.765 millones de dólares, cifra que, a pesar de significar una desaceleración de 5,2%, en relación con 2009, se situó por encima del promedio histórico de la década.
 
Si bien 72,8% de dicha IED se concentró en minas y petróleo, la participación en los demás sectores también fue positiva, especialmente para la actividad financiera, que recibió 16,3% del total de 2010; seguida por la industria manufacturera, con 6,7%; y por comercio, restaurantes y hoteles, con 3,9%.
 
Esto, en cuanto al Informe de la UNCTAD que recoge 2010, por cuanto, según lo reiteró el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, las cifras que viene registrando 2011 seguirán en ascenso, teniendo en cuenta lo que representa para el país la calificación de las tres principales firmas calificadoras internacionales (Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch).
 
El panorama en América Latina y El Caribe fue positivo. La IED aumentó 13% y llegó a los 159 mil millones de dólares. En este marco, las cifras más significativas fueron para América del Sur, en donde el crecimiento alcanzó el 56%, equivalentes a 86 mil millones de dólares. De esa suma, Brasil abarcó 48 mil millones de dólares.
 
Los 7.812 millones de dólares que recibió Colombia en inversión extranjera directa –IED-, entre el 1° de enero y el 8 de julio de 2011, medida por la balanza cambiaria doméstica, equivalen a un incremento del 62,7%, en relación con el mismo periodo de 2010.
 
De esa suma, el 85,5% correspondió al sector de petróleo, hidrocarburos y minería, con un crecimiento del 59%.
 
En los demás sectores de la economía, el aumento alcanzó 88,4%, al pasar de 600 a 1.233 millones de dólares, teniendo como base de medición el primer semestre del presente año, frente al mismo periodo de 2010.
 
Esta fue una de las cifras que se conoció hoy, durante la presentación del Informe sobre la Inversiones en el Mundo 2011 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo –UNCTAD-, por parte del viceministro de Comercio Exterior, Gabriel Duque Mildenberg, y de la asesora regional para Colombia de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe –CEPAL– Olga Lucía Acosta.
 
Según el Viceministro, Colombia concentró en 2010, el 7% del total de las entradas de capital en la Región, con 6.765 millones de dólares, cifra que, a pesar de significar una desaceleración de 5,2%, en relación con 2009, se situó por encima del promedio histórico de la década.
 
Si bien 72,8% de dicha IED se concentró en minas y petróleo, la participación en los demás sectores también fue positiva, especialmente para la actividad financiera, que recibió 16,3% del total de 2010; seguida por la industria manufacturera, con 6,7%; y por comercio, restaurantes y hoteles, con 3,9%.

Inversiones en el mundo
Pero si Colombia está atenta a atraer capitales extranjeros, con miras a la generación de nuevos puestos de trabajo, los colombianos también están haciendo inversiones en el exterior. El año pasado, esa suma se incrementó en 112%, en relación con 2009, al pasar de 3.474 a 6.662 millones de dólares.
 
Según lo explicó el Viceministro, los inversionistas colombianos adquirieron derechos accionarios externos significativos, especialmente en las economías caribeñas de Bermudas e Islas Vírgenes, y en algunos países centroamericanos.
 
Las actividades relacionadas con la explotación de minas y canteras, así como en la distribución de energía y gas, fueron las preferidas por los nacionales para invertir sus capitales.
 
Entre 2001 y 2010, el flujo acumulado de IED de Colombia en el exterior ascendió a 20.472 millones de dólares.

Países Desarrollados
Las entradas de IED a los países desarrollados, experimentaron un ligero descenso ubicándose en US$602.000 millones.

Europa fue la subregión donde los flujos cayeron dramáticamente. Las entradas a Europa fueron de US$313 mil millones, una caída del 19% en relación con el 2009; lo que obedece principalmente a la crisis de la deuda soberna registrada en varios países. La disminución de los flujos de IED también se registraron en Japón, donde las entradas netas fueron negativas (US$-1,25 mil millones) debido a las desinversiones por grandes empresas transnacionales extranjeras. Por el contrario, las entradas de IED a América del Norte mostraron un aumento sustancial del 44% alcanzando US$252 mil millones.

En cuanto las salidas de IED de los países desarrollados, se invirtió la tendencia a la baja que se presentaba desde el año 2008. En el año 2010 aumento en un 10%. No obstante lo considerable de la recuperación, que en cifras de US$$ 935 mil millones, las salidas de IED de la región en su conjunto fueron la mitad de su pico en 2007.

En cuanto a las tendencias en el 2011, los datos disponibles sobre las fusiones y adquisiciones  y nuevos proyectos para la primera parte del año son alentadoras. Sin embargo, persisten los riesgos con respecto a las perspectivas de crecimiento de las principales economías de la región, incluyendo los Estados Unidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?