| 8/17/2015 5:00:00 AM

¿Por qué beneficia a los países de América del Sur que China haya desplazado a México en el sector manufacturero?

Según el Banco Mundial, el fuerte ascenso de China en el mercado mundial ha debilitado radicalmente la participación de México y Centroamérica en el sector manufacturero. América del Sur puede aprovechar este imprevisto internacional.

Según el informe del Banco Mundial “El Ascenso del Sur: Nuevas prioridades en un mundo cambiante”, presentado el pasado martes 11 de agosto, las economías emergentes (tradicionalmente las del sur) han superado las expectativas de hace 30 años y han tomado en sus manos las riendas de la economía con cada vez mayor fortaleza.

Para los países de América Latina y el Caribe el ascenso es progresivo y a pesar de las dificultades que presenta la actual coyuntura internacional (de incertidumbre y bajo crecimiento) la tendencia ya está marcada: “el sur se vuelve cada día más fuerte y los países en desarrollo ahora más que nunca deben aprovechar las ventajas que se les presenten”.

La oportunidad


Según explica el informe, cuando China entro en el mercado mundial de manufacturas con significativa fuerza, debilitó a los mercados latinoamericanos especialmente México y Centroamérica, gracias a la gran similitud en los productos manufacturados que exportaban alcanzando niveles de hasta el 60% del total de la producción manufacturera en México.

Al observar a América del Sur, Brasil siendo una de las economías manufactureras más fuertes solo alcanzaba el 30% de similitud en sus productos con los productos chinos.

Los términos de intercambio, que miden la fortaleza de la producción comerciada en el exterior, si bien se vieron afectados en toda la región por la entrada de China al mercado, América del Sur fue menos impactada ya que esta no compite tanto en manufacturas sino en materias primas.


Términos de intercambio en América Latina y el Caribe



Fuente América Latina y el Ascenso del Sur: Nuevas prioridades en un mundo cambiante – BM

El Banco Mundial reconoce que si bien los países del sur del continente tienen ahora una posibilidad de bonanza en materias primas, la verdadera oportunidad es el comercio intrarregional. Aunque China y los países asiáticos pueden impulsar la demanda mundial de materias primas, es el comercio entre los países del sur formando sus propias cadenas de valor lo que impulsara a la región.

Lea también: “¿Cómo influyen China e India en el precio de las materias primas?" y India como refugio de China

Al formar cadenas de valor, según el Banco Mundial, los países tienden a especializarse y aumentar su competitividad. Por ejemplo, si para Colombia es barato producir frutas pero costoso producir fertilizante, para Chile puede ser más barato el fertilizante que las frutas, entonces Colombia puede especializarse en el mercado de frutas comprando el fertilizante chileno más barato y vender a las empresas productoras de mermeladas en Ecuador a un precio mucho más competitivo.

De esta forma, las industrias especializadas pueden protegerse mejor con precios competitivos e innovación aprovechando todo el potencial de las materias primas.

La importancia de las cadenas de valor

Para las economías emergentes su apertura y posterior fortalecimiento en el comercio internacional les ha abierto el acceso hacia las cadenas globales de valor (CVG), las cuales son fundamentalmente regionales y no globales, explica el informe. Esto significa que para un país que quiera ver los frutos de apostarle al exterior debe centrarse más en comerciar con sus vecinos que con países comparativamente más lejanos.

El economista vicejefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, Daniel Lederman, enfatiza que la región, con aún muy poca participación en el comercio regional, puede sacar ventaja de las CVG.

Si se compara por regiones, el 56% del Valor Agregado Externo (VAE) en las exportaciones de los países del este asiático provienen de otras economías del este de Asia. Más del 72% del VAE en las exportaciones de países europeos proviene de otras economías europeas. En América del Sur este valor no supera el 30%.

Agrupamientos regionales en las Cadenas Globales de Valor, 2011



Fuente América Latina y el Ascenso del Sur: Nuevas prioridades en un mundo cambiante – BM


Sin embargo, no significa que la región latinoamericana (especialmente América del Sur) deba olvidar a sus socios comerciales vecinos. Por el contrario debe empeñarse en alcanzar los niveles de participación intrarregional que alcanzas zonas como Europa o el Este Asiático.

La cercanía geográfica, el mismo idioma y el desarrollo conjunto de vías de comunicación y de transporte pueden darle a América del Sur la oportunidad para ascender no solo entre los países emergentes si no en el mercado global.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?