| 4/4/2014 5:00:00 AM

¿Sequía afectará la inflación?

Es la pregunta de varios sectores tras la crisis ambiental en los Llanos Orientales que también afecta siembras y cultivos, lo que podría generar alzas en los precios de los alimentos.

Crece la preocupación por la crisis ambiental en el departamento de Casanare que le ha costado la vida a más de 20.000 mil especies animales de la región por la fuerte ola de calor.

La sequía puso en evidencia la deficiencia de los planes y la recuperación ambiental por parte de las empresas de diferentes sectores que operan en esta región del país.

Hasta el momento tanto petroleras, ganaderos, agricultores y el propio Gobierno, niegan responsabilidad alguna sobre la situación.

Pero el tema ambiental además de afectar la fauna colombiana también podría traer serios problemas en materia de precios.

Estos tienen que ver con los alimentos; de gran peso en la canasta familiar del país y que hasta el momento se ha mantenido en bajos niveles.

Sin embargo, varios analistas y diferentes sectores se preguntan sí la crisis ambiental podría tener efectos negativos en la inflación de alimentos lo que generaría un alza en la inflación total.

Cabe recordar que este sábado el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, revelará el dato de Índice de Precios al Consumidor con respecto al mes de marzo.

La información es de gran expectativa ya que la preocupación crece debido a que el fuerte verano con temperaturas superiores a los 35 grados, se expande por todo los Llanos Orientales pese a que el tema se ha concentrado en Casanare.

Cultivos y cosechas además de ganado bovino, se ven afectados por la ola de calor lo que pone en riesgo una de las despensas más grandes del país en materia de alimentos.

Precisamente, Munir Jalil, economista jefe para la Región Andina del Citibank, considera que la sorpresa para la inflación de marzo podría estar en el precio de los alimentos.

El analista plantea que se ha venido presentando leves alzas que sumado a la sequía de los Llanos Orientales afectaría el IPC de este periodo, aunque aclaró que esta tendencia se daría en meses posteriores como abril y mayo.

Orlando Santiago, gerente de la firma Fénix Valor, afirma que este tema podría darse pero no de alta magnitud ya que hay otras regiones del centro del país de gran peso en el abastecimiento de alimentos.

El experto sostuvo que en la región andina, lo contrario a los Llanos se está registrando lluvias, lo que adelanta los procesos de recolección de productos.

Ambos analistas pronostican una inflación de 0.28% y 0.26%, respectivamente, en línea con lo que se prevé en el mercado financiero colombiano.

Vale la pena señalar que la inflación en marzo del año pasado fue de 0.21%, lo que significaría un incremento con relación a los vaticinios de los analistas.

Lo cierto es que el fenómeno climático se mantiene en el primer lugar de la agenda de los principales riesgos para la inflación en Colombia.

No obstante, en los últimos años se ha logrado mantener una baja inflación y dentro del rango meta fijado por el Banco de la República entre el 2% y el 4%.

Desde 2009 se viene cumpliendo con esta meta recordando que en 2008 la inflación se disparó al 7.67%, de acuerdo con las cifras del Dane.

Los augurios para 2014 son positivos y se espera tener una inflación controlado aunque levemente por encima de los niveles de 2013 cuando llegó al 1.94%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?