| 7/2/2008 12:00:00 AM

Inflación sacude al dólar

Con bajos volúmenes transados, el precio de la divisa regresó a la senda de la revaluación. Al inicio del miércoles perdía $90.

Los operadores de las mesas de dinero de los bancos nacionales ya habían descontado en buena parte el resultado de una inflación alta en junio. Con todo el dato de inflación de la noche del martes sirvió para sacudir los precios de los activos financieros.

A las 8:30 de la mañana del miércoles el dólar se transaba alrededor de los $1.828, casi $90 pesos menos que la TRM del martes que se ubicó en $1.915. No obstante el volumen de negociaciones no había sido muy importante. Hasta esa hora, se habían transado cerca de US$70 millones. Un día agitado muestra niveles superiores a los US$100 millones.

En los TES hubo una subida de tasas brusca, aunque algunos agentes del mercado consideran que la tasa de 13% ya es un nivel de equilibrio para estos papeles, es decir, que no subirán más.

Por ahora, muchas mesas de dinero esperan alguna señal del Banco de la República. Esperan que pueda cambiar las metas de inflación que hasta ahora se encuentran en un rango de 3,4% a 4,5% para final de año. En junio, el dato observado superó el 7%, lo que le resta mucha fuerza al propósito establecido por el banco central.

Con una inflación de esa magnitud, regresa el temor de que el Banco de la República tenga que adoptar una política más fuerte en materia de tasas de interés. Los resultados del PIB de la semana pasada habían hecho pensar que la desaceleración económica podría ser suficiente para detener las alzas de intereses por un tiempo.

El resultado también hará que los TES pierdan valor de una manera fuerte. Esto es una mala noticia para los corredores de bolsa, que podrían ver una disminución en las transacciones diarias de esos títulos, pero mucho peor para quienes hacen aportes a los fondos de pensiones obligatorias en el país. Los Fondos tienen un porcentaje muy alto de sus portafolios en TES y valorados a precios de mercado, de nuevo tendrán pérdidas en julio.

Los precios de algunas acciones también se resentirán por el aumento en la inflación. Las empresas que estén endeudadas con el sector financiero podrían recibir una factura por intereses mayor en el futuro, por lo que se reducirían sus ganancias, y con ello los dividendos y por esa vía, el precio de su acción se reduciría. Algunas empresas mantendrán sus utilidades porque pueden transmitir los incrementos en la inflación a sus consumidores sin perder demanda como algunos metales y petróleo.


Opinión: Darío Rendón, Gerente de tesorería, Banco de Crédito.
“El dato de inflación ya se había descontado en parte. El dato va a generar algún estrés en los TES tasa fija. También presiona el dólar a la baja. El precio estará por los $1.800 por dólar”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?