| 5/12/2014 5:00:00 AM

Alza de inflación no genera alarmas

Los incrementos registrados en el Índice de Precios al Consumidor no generan preocupación y la expectativa a largo plazo se mantiene en el 3%.

Las expectativas de los agentes del mercado financiero colombiano frente a la inflación para este año han empezado a subir en las últimas semanas.

El tema principal es el clima que en los primeros meses del año se pasa por una fuerte oleada de calor en los Llanos Orientales y lluvias en el interior del país.

Los dos fenómenos han surtido efectos en el comportamiento de los precios de los alimentos en especial en el mes de abril tal como lo reveló el Dane.

Precisamente este grupo fue el que registró la mayor alza y que de hecho fue la que jalonó el índice total para el cuarto mes del año.

El resultado estuvo por encima a las expectativas del mercado que esperaban un resultado mucho más moderado por ser un mes en el que reducen los gastos.

Sin embargo, las expectativas han ido cambiando y es por el tema climático que se espera un mayor impacto a la agricultura colombiana.

El Ideam viene pronosticando un Fenómeno de El Niño para los próximos meses que podría afectar la producción de algunos alimentos generando un aumento en los precios.

No obstante las autoridades monetarias no ven preocupación el tema ya que aunque reconocen que el efecto tendrá presiones en los precios, sólo será un fenómeno temporal.

De acuerdo con el Banco de la República en el primer trimestre de 2014 la inflación anual al consumidor aumentó algo más de lo estimado y se situó en marzo en 2,51%, cifra que se encuentra dentro del rango meta establecido para el presente año (3% ± 1 pp.). 

Similar comportamiento lo presentó el promedio de las cuatro medidas de inflación básica al registrar una tasa de 2,69%. 

Los mayores aumentos en los precios de los alimentos y en los bienes y servicios regulados explicaron el incremento de la inflación. 

Las diferentes medidas de expectativas de inflación a plazos entre uno y cinco años se encuentran alrededor de 3%. 

Los pronósticos sugieren que los grupos de alimentos y regulados, así como los transables y no transables, tendrían aumentos anuales más homogéneos con una tendencia hacia el punto medio del rango meta. De esta forma, al finalizar el año la inflación se situaría alrededor del 3%. 

De esta manera se tiene un alza de la inflación pero que por el momento no genera alarmas ni preocupaciones aunque se mantiene un monitoreo permanente.

El IPC tendrá entonces una tendencia del 3% y se mantendrá en el rango meta fijado por el banco Emisor siendo un posible año en el que se cumplan los pronósticos.

Cabe recordar que el propio gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, afirmó que si se registre el fenómeno climático se produciría un efecto temporal sobre los precios de los alimentos a comienzos del próximo año para posteriormente disminuir. 

"Si efectivamente se da el fenómeno tendrá algún efecto sobre la producción agrícola del segundo semestre, algo sobre los precios del cuarto trimestre de este año y un impacto temporal de aumento en los precios de los alimentos en el primer semestre del año entrante y una corrección posterior", concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?