| 8/31/2015 5:00:00 AM

En el mundo desarrollado todo se hace más barato

A pesar que un mundo con caída de precios no es lo que se necesita en este momento, la inflación en los países desarrollados está descendiendo e inclusive varios países muestran síntomas de deflación. ¿Qué explica esto?

El dato de la inflación Colombiana en julio de 0,19% dio una luz de esperanza para el Banco de la Republica quien decidió mantener las tasas de intervención en 4,5% con una gran expectativa de que la variación del IPC comenzara a bajar a finales de este año y se estabilizara cercana a los valores meta en 2016.

Esto no es un evento aislado de Colombia, ni tampoco de América Latina salvo eventos aislados como Venezuela, Brasil y Argentina con incidentes y problemas macroeconomicos. Algo está sucediendo en el mundo que motiva a la inflación a caer.

¿Realmente está bajando la inflación en el mundo?


Según los datos históricos del Banco Mundial, la inflación promedio en el mundo ha bajado, pasando de niveles promedio de 3,7% en 2012 a 2,5% en 2014 y la tendencia aunque parece estabilizarse sigue a la baja más lentamente.


Fuente Banco Mundial

Las regiones donde la inflación históricamente es más alta como América Latina o el Este Asiático no han sido ajenas a este fenómeno. Entre 2011 y 2014, cambiar de valores promedio de 5,4% a 3,4% muestra que el buen control de los Bancos Centrales ha sido particularmente efectivo en los últimos años.

Inclusive en la mayoría de las economías más grandes del planeta, la inflación en 2015 en año corrido hasta julio resulta comparativamente más baja que en 2014.

Europa 0,2% en 2014

Alemania 0,187%
España 0,068%
Francia 0,164%
Reino Unido 0,156%

Estados Unidos 1,6% en 2014

Estados Unidos 0,17%

Asia y Pacifico 3,9% en 2014

China 1,7%
Japón 0,387%
Corea del Sur 0,714%

Fuente global rates

Inclusive, en un comunicado del Banco de Inglaterra, su gobernador Mark Carney expreso que “la inflación había caído globalmente”. En el informe presentado por el banco, se estableció que de las 18 principales economías del mundo, 16 tienen inflaciones por debajo del 1%.

El impacto de China y los países emergentes ha pesado en la caída de los precios. Según el WEF, el exceso de inversión en China resulto en un excedente masivo de producción que su demanda interna no logro sostener. Las exportaciones a gran escala del gigante Chino junto al auge de las economías emergentes de una u otra forma “exporto la deflación al resto del mundo”.

En la gráfica posterior, se muestra que el porcentaje de países con inflaciones superiores al 5% que es el color rojo es menor, así como los de inflaciones superiores al 3% de rosado). Las economías con inflaciones entre el 0% y el 1% de azul claro y en deflación (azul oscuro) van en aumento.



Fuente Writing the path back to target, Speech of Bank of England

Salarios y Productividad

Pero, ¿porque está bajando la inflación? Aunque en los últimos años tras la crisis el mundo, especialmente los países desarrollados han sentido el peso de la desaceleración económica, produciendo menos, elevando tasas de desempleo y participando menos en el comercio exterior, dejando este paisaje para las economías emergentes esto no explica la tendencia desde el 2000.

Al parecer, que los salarios reales se hayan estancado arroja ciertas luces en el asunto. Según el Informe Mundial de Salarios 2014/2015 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el crecimiento de los salarios en el mundo se redujo a 2% en 2013 de 2,2% en 2012.

Mientras que en las principales economías emergentes el salario aumento 6,7% en 2012 y 5,9% en 2013, para los países desarrollados el crecimiento fue mucho menor fluctuando alrededor de 1% desde el 2006 llegando a estar a solo 0,2% en 2013.

Según la directora general adjunta para políticas de la OIT, Sandra Polaski, “esto ha incidido en el rendimiento económico general, ocasionando una depresión de la demanda de los hogares en la mayoría de las economías desarrolladas y riesgos de deflación”.

También, en el informe se destaca que la productividad sigue siendo superior al crecimiento de los salarios en los países desarrollados desde 1999 hasta la actualidad. Esto significa que el valor, de los bienes y servicios producidos por los trabajadores es superior a sus salarios.

En otras palabras los propietarios del capital reciben una parte más grande del crecimiento económico mientras que los hogares reciben menos. Las personas tienen una opción menor de gasto mientras que la producción aumenta presionando a los precios a la baja.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?