| 1/5/2010 7:10:00 PM

Inflación de 2% en 2009

Es la más baja de los últimos 57 años. Cifras menores solo se habían en 1952 cuando la inflación fue de 1,82% y en 1941 cuando fue 0% ¿Hay una relación entre inflación y desempleo? Los alimentos virtualmente no subieron en 2009. Educación y la salud, los renglones con mayores alzas.

La inflación cerró el año en 2%, la más baja de los últimos 57 años. En 1952 la inflación fue de 1,82% y cifras menores a esa solo se habían visto en 1941 cuando la inflación fue de 0%. El resultado del año está además, muy por debajo del 7,67% de 2008 y de la meta que se había impuesto el Banco de la República, que estaba en un rango entre 4,5% y 5,5%. 

La inflación se redujo en la mayoría de los países del planeta el año pasado, por efecto del recorte generalizado de la demanda que produjo la recesión. Los datos del Fondo Monetario Internacional muestran que en el mundo la inflación pasó de 4,5% en 2008 a 2,7% en 2009. En los países desarrollados la baja fue de 1,6% a 0,7% en ese lapso y en los emergentes de 8,2% a 5,1%.

 

En Colombia las recesiones también bajan la inflación. Así ocurrió, por ejemplo, en las de 1980 y de 1997 y lo mismo en esta recesión de 2009.

En un entorno de recuperación mundial gradual, se podría pensar que las fuerzas para que aumenten los precios al consumidor, que es lo que miden los índices de inflación, podrían reaparecer.

En Colombia, además, viene un semestre azaroso por el efecto de El Niño que le pondrá muy seguramente más presión a las alzas del primer semestre, que siempre ocurren porque las cosechas más importantes solo se recogen a mediados y finales del año. 

 

Se podría pensar que el país podría no estar necesariamente en una posición buena para conseguir la meta para 2010 que está entre 2% y 4%. Pero para observadores como Alberto Bernal, director de investigaciones económicas de Bulltick Capital, obtenerla es un asunto sencillo. “Yo la veo muy fácil para el 2010. La logran sin tener que hacer nada”, dice.

 

Esto podría ser así. La encuesta de expectativas de inflación que hace el Banco de la República entre economistas de las entidades financieras, muestra que ellos prevén un alza en el nivel general de precios cercana al 3,6% para el fin de 2010, un poco en el lado superior del rango.

Sin embargo, a pesar de la inflación baja y que el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos, señala que sus tasas de intervención se mantendrán “excepcionalmente bajas por un período prolongado”, el Banco de la República podría no bajar más sus tasas.

Para Alberto Bernal, eso es casi un hecho. “Yo creo que por el lado de tasas lo que debía pasar ya pasó, ya no viene nada mas, a menos que el peso vuelva a apreciarse por los lados de 1800”, explicó. 

 

Inflación y el desempleo
En Colombia ha habido desde hace años, una relación más bien clara entre la inflación y el desempleo. Los episodios de aumento de inflación coinciden con bajas en el desempleo y al contrario, los de reducción en inflación con aumentos en la desocupación.

Esto no ocurre en cada uno de los años. Hay ocasiones, como en 1975 y 1978, en los que las dos medidas bajaron a la vez, y otras como las de 1979 y 1990 en las que las dos variables subieron al unísono. Pero en líneas generales, la relación inversa se ha mantenido desde 1974.

De hecho se pueden identificar cuatro grandes ciclos en el último medio siglo. Uno entre 1958 y 1973, otro entre 1974 y 1984, otro desde 1985 hasta 1996 y finalmente uno de 1997 al 2008.

En 2009 parecería haberse iniciado un nuevo ciclo de esta especie de ley de la gravedad económica. Esta vez con una baja de la inflación que se acompañó de un aumento en el desempleo en el año. 

 Hasta aquí esta observación no pasa de ser una descripción de lo que ocurre en el país. La estructura económica – es decir la manera en la que se producen y se intercambian las cosas en Colombia – son las responsables de que eso ocurra. Esto quiere decir por ejemplo, que las inflaciones engañan a los productores, que confunden el aumento de precios por inflación con uno generado por aumento en la demanda y están dispuestos a contratar más personas, o que los salarios reales se reducen y por ello se enganchan más empleados.

 

Con la expectativa de una inflación ligeramente superior en 2010, se podría esperar que la presión sobre el desempleo disminuya un poco este año. ¿Qué tanto? Un pequeño ejercicio estadístico muestra que la tasa de desempleo urbano podría bajar hasta 11,5%, un punto porcentual menos que el 12,5% con el que cerró 2009 en las 13 principales ciudades del país. Esto pasaría si el comportamiento de las dos variables se mantiene parecido al de los últimos diez años.

 

Los datos de fin de año

La inflación en diciembre fue de 0,08%,. Así lo reveló el Dane el martes en la noche. El rubro que más aumentó de precio en el año fue la educación, que subió 6,30%. Le siguieron la salud (4,94%), vivienda (4,26%) y el renglón llamado ‘otros gastos ‘(3,83%). De otra parte, cinco grupos presentaron crecimiento inferior al IPC del año 2009. Estos fueron: comunicaciones (0,89%); diversión (0,53%); transporte (0,33%); vestuario (-0,30%) y alimentos (-0,32%).

 

En salud, los subgrupos con mayores incrementos en los precios correspondieron a gastos de aseguramiento privado y otros gastos (7,26%); servicios de salud (6,24%) y bienes y artículos (3,72%). En vivienda, los subgrupos con mayores incrementos en los precios correspondieron a artículos para limpieza (5,86%); gas y servicios públicos (5,46%) y utensilios domésticos (4,43%). En otros gastos, los subgrupos con mayores incrementos en los precios correspondieron a bebidas alcohólicas (6,19%); otros
bienes y servicios (5,72%) y artículos de joyería y otros personales (3,68%). 

En el otro lado del espectro, es importante destacar el virtual estancamiento en el aumento de los precios de los alimentos, que fue causado por cosechas buenas, menor demanda y en algunos bienes, por el cierre de la frontera con Venezuela. El dato es muy relevante, porque los alimentos tienen un peso sustancial en la canasta con la que se calcula el índice de precios al consumidor.

En alimentos, los subgrupos con menores incrementos en los precios correspondieron a frutas (-11,91%); hortalizas y legumbres (-10,82%) y cereales y productos de panadería (-9,31%).

Ciudades
Cúcuta registró el mayor incremento en los precios durante el 2009 con un 4,47%. Le siguieron Bucaramanga con 3,13%, Neiva con 2,82%, Valledupar con 2,79%, Medellín 2,47% y San Andrés 2,42%.

Quibdo registró el menor aumento de precios en el año 0,59% y le siguieron Riohoacha Con 0,98%, Armenia 1,13% y Cali 1,20% 


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?