| 6/24/2008 12:00:00 AM

Ineficiencia repetida

El Congreso aprobó el 20% de los proyectos en la última semana de sesiones. En la legislatura se presentaron 490 proyectos y se aprobaron 50. Los mayores problemas del Congreso.

 
 

Como en legislaturas anteriores, el Congreso aprobó cerca del 20% de los proyectos en la última semana de sesiones. La mayoría de estas aprobaciones se hicieron a pupitrazo, sin profundidad en la discusión, con el único propósito de que los proyectos no se hundieran y pudieran hacer trámite en la siguiente legislatura.

Así lo revela la última evaluación de “Congreso visible”, un programa de monitoreo congresional que realiza la facultad de Ciencia Política de la Universidad de los Andes.

Esto no es nuevo, es un comportamiento que el Congreso ha mantenido siempre, señala Juan Felipe Cardona, investigador del programa.

Otro rasgo que se mantuvo sin modificación es que los congresistas presentan muchos proyectos de ley pero se hunden en el trámite. En cambio, el gobierno presenta pocas iniciativas pero tienen una probabilidad mucho más alta de ser aprobados.

“El 40% del total de proyectos aprobados en último debate fueron de iniciativa gubernamental, a pesar de que éste presentó tan sólo el 13% del total de iniciativas”, señala el informe de Congreso Visible.

Entre tanto, la mortalidad de los proyectos originados en el Congreso es grande. “Mientras el 62% del total de iniciativas del Gobierno seguirán su trámite en la próxima legislatura, y tan sólo el 8% fueron archivadas –aunque en el caso de la Reforma Política el hundimiento de la iniciativa fue responsabilidad del mismo Presidente-, tan sólo el 25% de los proyectos presentados por el Congreso quedarán “vivos” para el siguiente semestre, y el 19% ya han sido archivados”, destaca el reporte.

En el período de julio de 2007 a junio de 2008 se presentaron 490 proyectos y se aprobaron 50.

Lo nuevo
Esta legislatura se destacó por haber tenido un inicio mucho más lento que las anteriores. “La tradición es que en el primer mes de la legislatura se trabaja muy fuerte y luego se baja el ritmo”, señala Juan Felipe Cardona.

En esta ocasión por efecto de la crisis generada por la parapolítica y por los problemas en la bancada uribista, el inicio fue “particularmente ocioso en comparación con otras”, afirmó el investigador.

Principales problemas
En materia de formación de leyes, el principal problema del Congreso está en que las bancadas no funcionan, opinan en el programa de los Andes. “El Congreso no ha sido capaz de tener una gestión legislativa en bancadas”, señala Cardona. Eso hace que se vuelva particularmente difícil tramitar los proyectos.

En otros temas más generales, cree que el parlamento colombiano tiene dos problemas serios. De un lado, la falta de credibilidad y legitimidad que le han llevado los escándalos de la parapolítica, la Farcpolítica y la Yidispolítica.

Y de otro, la falta de visibilidad del trabajo parlamentario. “Ni siquiera el Congreso tiene sistematizado lo que está haciendo. Por eso la ciudadanía no sabe qué están haciendo sus representantes. No saben si trabajan o no”, concluye Cardona.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?