| 10/9/2014 7:15:00 AM

Así quedaría el Cree

El gobierno nacional presentó el proyecto de ley Nº 134 de 2014, mediante el cual pretende realizar una modificación sustancial respecto al Impuesto de Renta para la Equidad – CREE, en cuanto a su tarifa y la sobretasa aplicable.

La modificación que introduce este proyecto de ley respecto de la tarifa del tributo, señala que la tarifa será del 8%.

Para los años 2013, 2014 y 2015, el pago del CREE será del nueve (9%). Este punto adicional se aplicará de acuerdo con una distribución transitoria que se aplicará a continuación.

Frente a la distribución de los recursos recaudados a partir del año 2016, se establece que el 0.5 puntos del mismo se destinará para financiar programas de atención a la primera infancia y 0.5 puntos para financiar las instituciones de educación superior públicas.

Los recursos de que trata este inciso serán presupuestados en la sección del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Adicionalmente la sobretasa al CREE se crea para los períodos gravables 2015, 2016, 2017 y 2018 a cargo de los contribuyentes.

Sobre los anticipos a la sobretasa, se contempla que este sujeto para los períodos gravables 2015, 2016, 2017 y 2018 a un 100% del valor de la misma, calculado sobre la base gravable del CREE sobre la cual el contribuyente liquidó el mencionado impuesto para el año gravable inmediatamente anterior.

"El anticipo de la sobretasa al impuesto sobre la renta para la equidad – CREE, deberá pagarse en dos cuotas anuales en los plazos que fije el reglamento", señaló el documento.

Vale la pena señalar que la sobretasa en mención no tiene destinación específica. Los recursos que se recauden por este tributo no estarán sometidos y harán unidad de caja con los demás ingresos corrientes de la Nación, de acuerdo con las normas previstas en el Estatuto Orgánico del Presupuesto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?