| 11/5/2016 12:01:00 AM

Un 26% de las mujeres latinoamericanas gana menos de un salario mínimo

Las brechas que aún persisten en materia de equidad de género en Latinoamérica son sorprendentes. Las cifras de la situación económica y social de niñas, adolescentes y mujeres en la región dan muestras de ello.

En el marco de  la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, organizada por la Cepal, se hizo un llamado a aplicar medidas innovadoras y efectivas para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres de la región.

En las últimas décadas, la región ha reconocido la importancia y la necesidad de la igualdad de género, sin embargo la Cepal remarca que “aún persisten desafíos relacionados con las tres esferas de la autonomía de las mujeres (física, económica y en los procesos de adopción de decisiones) y sus interrelaciones”.

La Comisión alerta sobre aspectos críticos como la violencia contra las mujeres, la sobrerrepresentación en los hogares pobres, la falta de ingresos propios y suficientes, la sobrecarga de trabajo doméstico y de cuidado no remunerado.

Las cifras sobre inequidad de género sorprenden

Según la Cepal y su documento ‘Autonomía de las mujeres e igualdad en la agenda de desarrollo sostenible’, las cifras revelan que aún hacen falta esfuerzos por lograr la igualdad de género en materia económica y social.

“Urge reposicionar los planes de igualdad de género como eje vertebral de las estrategias nacionales de desarrollo sostenible a mediano y largo plazo”.

  • En 2002 por cada 100 hombres viviendo en hogares pobres había 107 mujeres, en 2014 esa cifra aumentó a 118 mujeres. Sin embargo, en el mismo período, la pobreza en la región cayó del 43,9% al 28,2%.
  • 29% de las mujeres no tiene ingresos propios (12,5% en el caso de los hombres) y 26% percibe un salario inferior al mínimo (18,3% en el caso de los hombres).
  • En contraste, solo un 7% de las mujeres latinoamericanas recibe ingresos iguales o superiores a cuatro salarios mínimos, cifra que se eleva a 16% en el caso de los hombres.
  • En Latinoamérica, 78,1% de las mujeres que están ocupadas se desempeñan en los tres sectores definidos como de baja productividad (agricultura, comercio y servicios sociales, comunales y personales), lo que implica peores remuneraciones, menor cobertura de la seguridad social y menor contacto con las tecnologías y la innovación.
  • A pesar de que se redujo la brecha salarial en 12,1% entre 1990 y 2014, las mujeres reciben en promedio solo el 83,9% de lo que reciben los hombres. La mayor diferencia se presenta en la población de mayor nivel educativo.
  • Un 50% de las mujeres, en cuyo hogar hay niños o niñas menores de 7 años, se encuentra fuera del mercado laboral.
  • La presencia de mujeres no supera el 30% en los espacios de toma de decisiones en los poderes del Estado: órganos legislativos (29,9%), cortes supremas (29,1%), concejalías (27,3%), gabinetes ministeriales (23,9%) y alcaldías (12,3%).

El caso de las niñas y adolescentes

"El bienestar, los derechos humanos y el empoderamiento de los 1.100 millones de niñas del mundo son fundamentales para cumplir la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible", señaló en un mensaje el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en el marco del Día Internacional de la Niña celebrado el pasado 11 de octubre.

De acuerdo con la Comisión, la igualdad de género se juega desde la infancia, por lo que urgen acciones para erradicar todas las formas de discriminación que afectan a las niñas y adolescentes en la región.

Las cifras de las más pequeñas también son desalentadoras

Esta población tiene una gran representación: en 2015 las niñas y adolescentes entre 0 y 19 años en América Latina y el Caribe sumaban 107 millones, lo cual representa el 17% del total de la población regional.

Además, el 55% de los hogares latinoamericanos viven niñas y adolescentes y de estos hogares, el 40% se encuentran en situación de pobreza.

  • Las adolescentes de 15 a 17 años casi duplican las horas de trabajo no remunerado de los hombres de su misma edad.
  • Según cifras del 2013, el 23% de las adolescentes de 15 a 17 años no asiste a la escuela y, de ese total, el 54% ejerce trabajo de cuidado doméstico.

Lea también: ¿Existe equidad de género en las labores domésticas en Colombia?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?