| 11/29/2011 2:18:00 PM

Hoy Bogotá es una mejor ciudad para vivir

Viena es la ciudad con las mejores condiciones en el mundo. En el ránking mundial, Bagdad ocupa la última posición. La capital colombiana asciende dos posiciones y pasa del puesto 132 en 2010 al 130 en el 2011.

Montevideo, Buenos Aires, Santiago de Chile y Ciudad de Panamá son las urbes latinoamericanas con más calidad de vida, según un ránking difundido hoy y que está encabezado por Viena, Zúrich y Auckland, con un predominio de localizaciones europeas.

De las diez primeras ciudades de las 211 que cubre el "Estudio Mundial sobre Calidad de Vida 2011" elaborado por la consultoría Mercer, siete son del viejo continente, por sus infraestructuras, buena atención médica y una variedad amplia de ofertas de ocio.

En América Central y del Sur, las mejores posicionadas en la lista son Pointe a Pitre, en un respetable puesto 63, seguida por San Juan de Puerto Rico (72), Montevideo (77), Buenos Aires (81), Santiago de Chile (90) y Ciudad de Panamá (93).

Más abajo se encuentran Monterrey (104), San José (105), Asunción (112), Lima (118), Ciudad de México (121), Quito (124), Santo Domingo (129), Bogotá (130), Guatemala (142), La Paz (147), Caracas (164), Managua (166), San Salvador (168) y, ya en los puestos de cola, La Habana (189).

Slagin Parakatil, Investigador Líder de Mercer, comentó: "Las empresas deben mantenerse informadas de las condiciones alrededor del mundo, para asegurar competitividad y motivación al talento expatriado. Esto implica analizar los acontecimientos más importantes, como el descontento social, la crisis económica o las catástrofes naturales, y su impacto en el éxito de las asignaciones en el exterior.”

Sobre las Américas, Sandra Huertas, especialista de Movilidad en Latinoamérica de Mercer, considera: "La disparidad en los niveles de vida entre América del Norte y América del Sur continúa siendo considerable. Es importante reconocer estas diferencias en el desarrollo de talento expatriado y contemplar que las Américas no son una sola región, sino dos regiones con condiciones distintas.”

En cambio, las ciudades europeas con más calidad de vida ponen muy alto el listón, desde Viena (1), Zúrich (2), Múnich (4), Düsseldorf (5), Fráncfort (7), Ginebra (8), Berna y Copenhague (que comparten el noveno puesto), hasta Amsterdam (12), Hamburgo (16), Berlín (17), Luxemburgo (19) y Estocolmo (20).

Otras ciudades destacadas en este sentido son Bruselas (22), París (30), Oslo (33), Helsinki (35) y Londres (38).

Las primeras ciudades españoles en esta clasificación son Barcelona, en el puesto 40, y Madrid, en el 43.

Por el contrario, las ciudades con peor calidad de vida son Jartum, Puerto Príncipe, Yamena, Bangui y Bagdad, que ocupa la última posición de la clasificación general y también del ránking de seguridad personal.

El informe toma a Nueva York (que ocupa el puesto 47) como referente para comparar los distintos niveles de calidad de vida, para lo que evalúa aspectos como los servicios públicos, la oferta de ocio y alojamiento, el ambiente socio-cultural, económico, político y social, el nivel educativo y el medio ambiente.

Las ciudades canadienses son las urbes americanas que ocupan puestos más altos, sobre todo Vancouver (que comparte el quinto puesto con la alemana Düsseldorf), Ottawa (14), Toronto (15) y Montreal (22), todas ellas entre los veinticinco primeros.

Por su parte, Honolulu (29) y San Francisco (30) son las ciudades estadounidenses con mejor calidad de vida.

El estudio mide también el nivel de seguridad personal de cada ciudad, para lo que se tienen en cuenta factores como el nivel de criminalidad, la estabilidad interna, la efectividad de la ley y las relaciones internacionales del país correspondiente, entre otros.

En este sentido, Luxemburgo encabeza la clasificación de ciudades más seguras para vivir, seguida por las urbes suizas de Berna y Zúrich, que comparten la segunda posición, mientras que Barcelona y Madrid quedan relegadas a los puestos 63 y 68 respectivamente.

En el extremo opuesto, las tres ciudades más peligrosas son Abiyán (219), Yamena (220) y Bagdad (221).

Entre las urbes latinoamericanas, Guatemala (179), Tegucigalpa (180) y Caracas (205) presentan los índices más bajos de seguridad personal.

En el último año, algunas ciudades libias, egipcias, tunecinas y yemeníes han descendido en este ránking debido a la oleada de protestas que se ha extendido por Oriente Medio y el norte de África.

El ranking tiene en cuenta los siguientes aspectos, Entorno político y social, económico, socio cultural, salud y salubridad, educación y escuelas, servicios públicos y transporte, entrenimiento, bienes de consumo, vivienda, medio ambiente.

Según Mercer, estas listas ayudan a las empresas multinacionales y a los Gobiernos a establecer los niveles de ayuda que deben facilitar a sus trabajadores expatriados.

Adicional al ranking general de Calidad de Vida, este año se clasificaron dentro de las variables que se miden, la seguridad personal de los expatriados, en esta categoría, el ranking ubica a las ciudades de nuestra región de la siguiente manera:

- Ciudad de Panamá, Panamá: 92
- Montevideo, Uruguay: 93
- Santiago de Chile, Chile: 107
- Santo Domingo, Republica Dominicana: 109
- Asunción, Paraguay: 105
- San José, Costa Rica: 122
- Brasilia, Brasil: 131
- La Habana, Cuba: 132
- Buenos Aires, Argentina: 133
- Monterrey, México: 136
- Lima, Perú: 137
- Managua, Nicaragua: 139
- La Paz, Bolivia: 149
- Quito, Ecuador: 150
- Ciudad de México, México: 153
- Rio de Janeiro, Brasil: 172
- San Salvador, El Salvador: 175
- Sao Paulo, Brasil: 178
- Guatemala, Guatemala: 179
- Tegucigalpa, Honduras: 180
- Bogotá, Colombia: 196
- Caracas, Venezuela: 205

La seguridad personal esta basada en la estabilidad interna, los niveles de crimen, la efectividad de las leyes y las relaciones internacionales con otros países.

Dinero.com y agencias
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?