| 11/23/2011 10:14:00 AM

Hasta el momento no hay desabastecimiento de alimentos

El ministro de Agricultura reiteró su preocupación por el mal estado de las vías rurales y afirmó que el país entrará cojo al TLC. Se estudia la posibilidad de dar paso en La línea hoy mismo.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar, informó al Congreso de la República que de momento el país no está en riesgo de enfrentar una escasez o desabastecimiento de alimentos por el bloqueo de La Línea.

El ministro descartó la necesidad de importar alimentos como consecuencia de esa situación sobre la que confió, como lo han señalado las autoridades viales, que pueda ser superada antes de concluir la semana.

“La respuesta que podemos dar, con mucha tranquilidad, es la de que no hay desabastecimiento de alimentos en el país. Puntualmente se puede dar la escasez de algún alimento, no porque no exista, sino porque ha habido dificultades en el transporte y la movilidad”, señaló Restrepo Salazar.

Sobre el medio día de este miércoles el ministro de Transporte, Germán Cardona, hablará de la posibilidad de dar paso en La Línea. 

Insistió en que, desde que comenzó la ola invernal, el país en su conjunto ha estado bien abastecido y no se ha visto precisado a importar alimentos.

El ministro indicó que, en el evento en que el cierre de La Línea llegara a prolongarse, el suministro de alimentos a la capital de la República y a la región central y oriental del país proveniente de la zona cafetera y el Valle del Cauca, se subsanará con la oferta de otros mercados.

La situación es la siguiente: el Eje Cafetero y el Valle del Cauca concentran producción de frutas frescas (naranja Valencia), verduras (tomate chonto, ahuyama, chócolo mazorca y habichuela), yuca y plátano.

En materia de frutas el Valle del Cauca y Quindío producen el 20 por ciento de la oferta nacional y más del 40 por ciento de la producción de plátano corresponde al Eje Cafetero y al sur del país.

Lo que se tiene previsto es que, de prolongarse el arreglo de la carretera, el abastecimiento de dichos productos se supliría así: en frutas con la oferta del Tolima, Huila, Cundinamarca, Meta y Antioquia y en plátano, con la producción de Arauca y Meta.

En yuca, no se contemplan problemas en abastecimiento porque su producción es generalizada.

En lo que tiene que ver con el comportamiento de los precios, Restrepo Salazar señaló que el aumento que se viene dando no ha sido ni será factor que llegue a desquiciar las metas de inflación trazadas por el Banco de la República.

No se desconoce, señaló el jefe de la cartera agropecuaria, que algunos productos hayan subido sensiblemente pero en el balance, con los que han bajado, “no ha habido ni un desabastecimiento ni una explosión de precios inconveniente”.

El ministro de Agricultura se refirió también al tema de la leche e informó que, efectivamente, como consecuencia del invierno tan fuerte, en algunas cuencas lecheras del país (Chiquinquirá, Ubaté, Boyacá y Atlántico, especialmente), se ha presentado una disminución en la producción la que, a nivel nacional, es del orden del cuatro por ciento.

No obstante esa situación, las pasteurizadoras han suplido, en otras regiones del país, sus necesidades.

Indicó Restrepo Salazar que si bien los inventarios que reporta la industria pasteurizadora han bajado, no se nota, de acuerdo con las estadísticas, un desabastecimiento del producto.

Precisó que lo que sí ha habido es alguna escasez de leches especiales (como las delactosadas) porque las pasteurizadoras se han dedicado, fundamentalmente, a atender la demanda de leches enteras y descremadas.

“No vemos la necesidad, por el momento, de importar leche tanto más que hay unos contingentes con el Cono Sur, de leche en polvo, que han estado abiertos, que en algo se han venido trayendo, sin necesidad de autorizar importaciones adicionales”, explicó Restrepo Salazar.

El ministro de Agricultura se refirió a algunos temas de la industria arrocera y reveló que el Banco Agrario está considerando solicitudes para refinanciar créditos por diez mil millones de pesos de una cartera cercana a los 21 mil millones de pesos.

“El Banco Agrario, consciente de las dificultades que se están viviendo, está estudiando con buenos ojos la posible reestructuración”, informó el ministro.

Advirtió que el Banco Agrario considera que un cultivo transitorio, de ciclo corto, como es el arroz, técnica y bancariamente no es idóneo reestructurarlo a cinco años y señaló que en estos casos, las reestructuraciones suelen hacerse a plazos más cortos.

El ministro reiteró ante el Senado su preocupación por el mal estado de las vías rurales y sus efectos en los costos y la movilidad de los alimentos hacia los centros de acopio y de consumo.

Informó que como consecuencia del deterioro o colapso de cerca de tres mil tramos de la red terciaria, los fletes han subido entre un 30 a un 40 por ciento.

“Con estas vías terciarias estamos entrando cojos al Tratado de Libre Comercio”, afirmó el ministro al insistir en su propuesta de subir la participación municipal del 25 al 50 por ciento en la sobretasa a la gasolina para orientar esos recursos hacia la recuperación y mantenimiento de las vías rurales.

En la plenaria del Senado, en donde se adelantó un debate de control político, el ministro Restrepo Salazar anticipó que, como consecuencia del invierno y sus efectos sobre la producción cafetera del país, que este año no llegará a los nueve millones de sacos y que en el tercer trimestre caerá un 30 por ciento frente a igual periodo del año anterior, el PIB agropecuario para el periodo julio-septiembre “será bastante malo y flojo”.

Aun así el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural estima que al concluir el año, el crecimiento sectorial será del tres por ciento que, en palabras coloquiales de Restrepo Salazar “será mucho cuento con semejante invierno”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?