| 2/11/2012 2:46:00 PM

Grecia alerta sobre futuro “riesgoso y desconocido”

El Gobierno griego pidió el sábado a políticos rebeldes apoyar en el Parlamento un impopular rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, diciendo que de otra manera enviarían al país a una "senda desconocida y riesgosa" hacia la moratoria de pagos y el aislamiento económico.

El líder conservador griego, Antonis Samaras, que había atacado las medidas de austeridad por enviar a Grecia a una recesión aún más profunda, exhortó a su partido a apoyar el acuerdo de 130.000 millones de euros o a abandonar sus candidaturas en las próximas elecciones generales.

Los votantes están tremendamente hostiles ante las duras condiciones del rescate, y un ex primer ministro, el socialista Georgios Papandreou, admitió que apoyar la austeridad le había costado el cargo e incluso algunos amigos, pero la alternativa era el colapso en los estándares de vida y graves "consecuencias imprevisibles".

La coalición del primer ministro Lucas Papademos tiene una enorme mayoría, la cual debería lograr que el Parlamento apruebe el domingo el paquete de rescate que incluye 3.300 millones de euros en recortes de gastos para este año.

Pero el número de disidentes ha aumentado. Unos 20 legisladores pertenecientes a los dos mayores partidos de la coalición de Papademos desestimaron las amenazas de sus líderes y advirtieron que podrían rechazar el programa de rescate.

No obstante, se necesitarían más de 80 legisladores rebeldes para bloquear el proyecto de ley en la votación prevista para la tarde del domingo.

Seis miembros del Gabinete ya han renunciado por los enormes recortes a los salarios, pensiones y empleos que la UE y el FMI exigen como el precio del financiamiento, necesario para que Grecia evite un cese de pagos el próximo mes.

Consecuencias incalculables

Funcionarios del Gobierno heleno han recalcado el mensaje de que el futuro de Grecia en la zona euro estaba en riesgo.

"Las consecuencias de un caótico default serían incalculables para el país, no sólo para la economía (...) nos llevaría hacia una senda riesgosa, desconocida", dijo el viceministro de Finanzas, Filippos Sachinidis.

En una entrevista con el periódico Imerisia, Sachinidis describió la catástrofe que cree que Grecia sufriría si fracasa en el pago de una redención de bonos de 14.500 millones de euros que vence el 20 de marzo.

"Sólo preguntémonos qué significaría para el país perder su sistema bancario, ser cortado de las importaciones de materias primas, farmacéuticas, combustibles, productos alimentarios básicos y tecnología", acotó.

Tarde el viernes, el Gabinete aprobó el borrador del proyecto de rescate y un plan para aliviar la enorme carga de deuda del Estado, que ha profundizado la crisis política y social del país y ha llevado a miles de ciudadanos a las calles en señal de protesta.

Es probable que los miembros del partido conservador Nueva Democracia, que tiene un gran liderazgo en
sondeos de opinión antes de las elecciones esperadas para abril, respalden sólidamente el acuerdo.

Sin embargo, el partido más pequeño en la coalición de Gobierno, el LAOS de extrema de derecha, renunció al Gobierno en protesta por el salvataje el viernes, ordenando a sus cuatro miembros del Gabinete a dimitir.

Dos miembros del partido socialista PASOK también han dejado el Gabinete.

Papandreou, que negoció el primer rescate antes de que su gobierno colapsara en noviembre, reconoció la enorme presión sobre cualquier político que respalde el segundo salvataje.

"He perdido amigos, mi familia ha sufrido, renuncié a mi cargo, fui insultado, vilipendiado como ningún político lo ha sido jamás en este país", dijo al grupo parlamentario del PASOK.

"Pero aún así, todo eso es nada comparado con lo que nuestra gente sufrirá si fracasamos en hacer lo correcto (...) a pesar de toda la rabia que sentimos por dentro, debemos perseverar", añadió Papandreou. Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?