| 6/22/2011 1:20:00 PM

Grado de inversión para Colombia

La calificadora de riesgo Fitch le dio a Colombia grado de inversión y perspectiva estable. Es la tercera calificación en este sentido. Ya lo habían hecho Moody's y Standard & Poor's. Colombia debe tratar de crecer por encima del 5% y control del gasto público recomienda Fitch.

La calificadora de riesgo Fitch Ratings mejoró la evaluación de la deuda interna y externa colombiana. Las calificó con BBB- que es el primer escalón dentro de lo que se conoce como ‘grado de inversión’. La deuda nacional estaba calificada en BB+.

“El ajuste está respaldado por el récord colombiano de políticas económicas prudentes y por el mejoramiento en las métricas de crédito externo”, dijo la calificadora en el boletín de prensa con el que anunció su decisión.

También mencionaron otros aspectos que les sirvieron para poner al país claramente en el club de las economías latinoamericanas con grado de inversión. Mayor credibilidad en la política macroeconómica, un régimen de tipo de cambio flexible, una liquidez internacional fortalecida y una deuda externa moderada. Todo lo anterior, sostienen, consolidó la capacidad de la economía colombiana de absorber shocks externos.


La deuda soberana de Colombia ya había recibido una calificación de esta naturaleza de las dos calificadoras más destacadas del mundo: Moody’s y Standard & Poor’s.

 

“Confianza inversionista sigue creciendo. Así lo demuestra la decisión de la calificadora Fitch al otorgar grado de inversión a Colombia”, dijo el presidente Juan Manuel Santos desde su cuenta en Twitter. Mientras que Planeación Nacional dijo que esta nueva calificación impulsará el crecimiento del PIB.

 

Alberto Bernal, director de investigaciones de Bulltick Capital Markets asegura que en este caso Fitch “llegó tarde a la fiesta, porque en los mercados internacionales y analistas ya consideraban el movimiento. Es irrelevante, el paso más interesante fue el de Moody’s, porque como fondo internacional necesitas dos calificadoras con grado de inversión para que te puedan considerar mercado alto valor, entonces ya te pueden comprar varios fondos. Es buena noticia porque ya son las tres, pero en términos de mercado es irrelevante y no se va a dar mayor movimiento”, dijo a Dinero.com.

 

Crecer más rápido

A pesar de lo anterior, la visión de Fitch sobre Colombia es interesante. Erich Arispe, director del grupo de Soberanos de Fitch, le dijo a Dinero.com que el elemento que debería emprender con mayor empeño el país ahora, es el de conseguir una tasa de crecimiento mayor.

“Hemos visto iniciativas para dinamizar la vivienda, agricultura y la infraestructura que podrían en teoría conseguir un nivel más alto superior al actual”, dijo. El aumento en el crecimiento que para este año se espera que no supere en mucho el 4,5%, tiene dos sentidos para el ejecutivo.

De un lado, facilita la consolidación de las cuentas fiscales y de otro, mejora el ingreso per capita nacional. Mientras que el PIB por habitante en Colombia es de US$6.200, el promedio de los países con grado de inversión que están en el rango BBB está en US$9.300. “Hay que avanzar en reducir la diferencia. Esto requeriría un crecimiento arriba del 5%”, sostiene.

Ahora el universo de las economías con calificación TripleB es muy heterogéneo. De un lado están los emergentes como India, Perú, Panamá y Brasil y de otro, economías que han perdido su calidad de crédito por deuda o falta de crecimiento.

 

Por eso, considera Erich Arispe, es difícil saber qué es lo que se debe hacer para estar entre los mejores del grupo. Sin embargo, destaca el crecimiento de Panamá que tendrá una tasa de crecimiento de 7% en los dos próximos años, en muy buena medida por la construcción de infraestructura y de Perú, que tiene una historia importante de desarrollo de su sector minero y que ahora tiene un volumen notable de inversión. También resalta el hecho de que Brasil será menos dinámico porque tiene una capacidad muy limitada de crecer rápido con inflación baja.  

 

Manejo fiscal prudente

Otro elemento que debería tener presente Colombia para construir su futuro está en mantener las medidas de control del gasto como lo hizo con la eliminación de la exención del impuesto de renta por la inversión en activos, mejorar la eficiencia en el recaudo y contener el gasto público en la recuperación de la emergencia invernal. Esto ayudaría a conseguir una consolidación fiscal más rápida, sostiene Erich Arispe.

De hecho fueron esas señales las que finalmente convencieron a la calificadora sobre la naturaleza sostenible de la trayectoria fiscal colombiana. “Si uno mira, la historia reciente de los países que obtuvieron su grado de inversión antes que Colombia – Brasil, Perú y Panamá -, todos mostraron mejoras importantes en su situación fiscal y en su hoja de balances externos. Colombia fue mucho mas gradual”, explica.

El país tiene una gran rigidez en los gastos públicos, una relación baja de ingresos tributarios a PIB, y una gran debilidad por efecto de la aparición de obligaciones contingentes como los de salud o los desplazados. “Queríamos esperar a que el nuevo gobierno estableciera el marco legal que le diera credibilidad a la consolidación fiscal”, señaló. “Las leyes pasan, pero hay que ver cómo se implementan”, añadió.

Con el paso de las leyes de regalías, la Regla Fiscal y la reforma fiscal, lo mismo que con el manejo de los gastos de la emergencia invernal sin aumentar la deuda, Fitch se convenció de que había un manejo fiscal responsable. “Ahora tenemos confianza que la trayectoria es buen”, concluyó.

 

El siguiente es el texto del comunicado de Fitch Ratings en inglés.

 

Colombia's upgrade to investment grade is supported by its track record of prudent economic policies, demonstrated resilience to external and domestic shocks, as well as the improvement in its external credit metrics. Moreover, the administration of President Juan Manuel Santos has moved forward an extensive reform agenda to bolster the credibility and predictability of public finances and enhance the country's growth trajectory.


'Increased macroeconomic policy credibility, a flexible exchange rate regime, strengthened external liquidity position and moderate external debt have steadily improved the economy's capacity to absorb external shocks,' said Erich Arispe, Director in Fitch's Sovereign Group.


Colombia's five-year average growth is expected to equal 4.2% in 2011, above the 3.1% of the 'BBB' median. The new government's pro-growth strategy provides upside risk to growth over the forecast period. Colombia is also likely to maintain broad macroeconomic stability with inflation slightly above 3% in 2011 and 2012.


Colombia's general government deficit at nearly 3% of GDP in 2010 was higher than peers and is likely to decline gradually over the forecast period due to high expenditure rigidity and sustained spending pressures. Moreover, Colombia's revenue base remains relatively low compared with investment grade peers. However, Fitch considers that the present administration has worked to develop its fiscal responsibility credentials during its first year in office by implementing revenue-enhancing measures and outperforming its 2010 fiscal targets in spite of the Winter
Emergency.


More importantly, Colombia's Congress has recently approved three key pieces of legislation. The Fiscal Sustainability Reform provides the government with the legal tools to manage expenditure pressures, while the Fiscal Rule and Reform to the Royalty System could prove to be useful mechanisms both to increase the counter-cyclical capacity of the general government as well as provide a credible path toward fiscal consolidation.


'While Colombia's general government debt, at 42% of GDP, remains above rating peers, its favorable currency composition, a manageable amortization profile and the sovereign's impeccable debt repayment record mitigate this credit weakness,' added Arispe. In addition, continued growth and fiscal consolidation could result in lower debt levels in comparison with the 'BBB' median over the forecast period.


The country's external debt, at 22.5% of GDP, is lower than peers, and Colombia's external liquidity, at 194%, is stronger than the 134% 'BBB' median. The sovereign remains a net external debtor in contrast to the net creditor position of the 'BBB' median. This balance sheet weakness is partly mitigated by the manageable sovereign external debt amortization profile and strong external liquidity position. Moreover, Colombia's access to the IMF's Flexible Credit Facility (FCL) further reduces its vulnerabilities to external shocks.


A favorable growth trajectory, further strengthening of the external balance sheet, as well as successful implementation of the recently passed fiscal reforms that deliver fiscal consolidation and debt reduction would be viewed positively. While not Fitch's base case, persistent fiscal deterioration leading to negative debt dynamics would be negative for the ratings.


 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?