| 5/25/2017 6:30:00 PM

Gobierno y banqueros discuten a puerta cerrada cuatro pilares del crecimiento

El presidente Juan Manuel Santos se reunió con los presidentes de los bancos del país para debatir sobre las tasas de interés, la financiación de infraestructura, recursos para Electricaribe y cómo reactivar la economía.

Este jueves en la tarde llegaron al Palacio de Nariño los presidentes de los principales bancos del país para discutir con el presidente de la República sobre el futuro de varios de los pilares del plan Colombia Repunta.

A tan solo unas horas de la reunión de Junta Directiva del Banco de la República, el presidente Santos les insistió a los banqueros para que aceleren el descenso de las tasas de interés que el Emisor ya llevó hasta 6,50% y podrían bajar hasta 6,25% o 6% este viernes.

Sin embargo, los bancos han repetido hasta el cansancio que el sistema financiero no determina sus tasas de interés teniendo en cuenta únicamente las tasas de referencia del Emisor, sino que este es apenas uno de los factores.

Las entidades financieras deben evaluar también el factor de riesgo, que se determina según las políticas de cada entidad, por lo que la velocidad de ajuste de las tasas de interés del mercado depende del ritmo de ajuste de los tipos de referencia del Emisor y los niveles de riesgo que se ven.

Lea también: Al Banrep ahora le preocupa más la desaceleración que la inflación

La tasa de interés de la cartera comercial en diciembre de 2016 era de 12,99% efectivo anual, para marzo de este año ya había disminuido hasta 12,77% efectivo anual y al cierre de abril de este año ya era de 12,21%.

Por su parte la tasa de interés de la cartera de consumo, cuya transmisión de tasas de interés del Emisor es más lenta, tenía una tasa de 19,29% efectivo anual en diciembre del año pasado, en marzo de este año había aumentado hasta 19,79% y al finalizar abril era de 19,88% efectivo anual.

En otra esquina está la financiación de las obras de infraestructura que prometen generar miles de empleos, dinamizar la economía durante su construcción y aumentar la competitividad de las empresas mediante un mejor transporte terrestre cuando sean entregadas.

Justo cuando se disipaban las dudas sobre el futuro de las 4G como consecuencia del escándalo de Odebrecht, llegó Sacyr con su controversia con el Gobierno por el material arcilloso que encontró en un tramo de la vía Puerta de Oro-Cruz del Viso en la región Caribe.

Sacyr alega que el Gobierno debió informarle sobre la posibilidad de encontrar un material en el subsuelo que haría más costosa la construcción de la vía, mientras que el Gobierno argumenta que los proponentes de la licitación por dicha obra tuvieron acceso a la información suficiente y necesaria cuando el proceso estaba en curso.

Puede interesarle: Financiera de Desarrollo Nacional le da nuevo impulso a las 4G

La española tiene participación en tres obras: dos vías de Cuarta Generación, que son Puerta de Oro-Cruz del Viso y Cúcuta-Pamplona, y una contratación del Invías, que es el Puente Pumarejo también en la región Caribe. Su enfrentamiento con el Gobierno pone en duda nuevamente el desarrollo del programa 4G, que esperaba alcanzar este año el cierre financiero definitivo de otros diez proyectos que sumarían recursos por $11,7 billones.

Sin embargo, este mismo jueves BlackRock creó el tercer fondo de deuda para las 4G en el país, con recursos por $825.000 millones, de los cuales $61.850 millones corresponden a una inversión de la Financiera de Desarrollo Nacional. Los otros dos fondos son AF-Ashmore que tuvo un cierre por $1,45 billones, y Credicorp-Sura Asset Management, con $1,39 billones.

En tercer lugar está la financiación de Electricaribe. Con la orden de liquidación, se congelaron las deudas de la Electrificadora que alcanzaban los $2,4 billones, de los cuales a los proveedores de energía les corresponden cerca de $400.000 millones, a los proveedores de bienes y servicios les deben $200.000 millones y a los bancos $1,8 billones.

Recomendado: Subasta de Electricaribe ya tiene auditor

Sin embargo, mientras se define el nuevo operador, se requieren recursos para atender las inversiones prioritarias por $240.000 millones y atender otros frentes -como el pasivo pensional de la empresa que alcanza los $1,1 billones, cuando antes estaba estimado en $700.000 millones-.

Por último, una de las discusiones es el montaje de una nueva versión del Pipe, para dinamizar la economía y darle un impulso a través, por ejemplo, de nuevos esquemas de financiación para la vivienda.

El Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo en sus dos versiones anteriores fue un programa de inversiones públicas en infraestructura educativa, construcción de vías, créditos de vivienda urbana y rural y fomento a la agricultura. Además, contó con un “paquete” de medidas para impulsar los sectores mineroenergético, turístico y de industria y comercio.

El problema es que el aumento del subsidio a la tasa en los créditos para vivienda No VIS, le representaría al Gobierno un gasto adicional en medio de una desaceleración económica que ya incluso tuvo su impacto sobre el recaudo pese al incremento que la reforma tributaria le estaba garantizando.

Recomendado: Zona de turbulencia: El mediocre resultado de la economía colombiana

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.