| 12/21/2009 4:00:00 PM

Gobierno reabre tres bancos intervenidos

Tres de los ocho bancos intervenidos en Venezuela, reiniciaron sus operaciones ya integrados al estatal Banco Bicentenario, creado por el gobierno para absorber las entidades en crisis.

La reapertura de los bancos ocurre en medio de las tensiones generadas por las duras críticas que realizó el fin de semana el presidente Hugo Chávez contra el propietario del Banco Federal, la décima entidad del país, quien denunció que ex funcionarios del gobierno están propiciando una campaña de rumores para generar retiros masivos de depósitos y la quiebra de entidades privadas.

Los bancos Bolívar, Central Banco Universal y Confederado, que fueron intervenidos por el gobierno entre fines de noviembre e inicios de este mes por incumplir las normas del sistema, reabrieron el lunes sus agencias.

Aún permanecen cerrados los bancos Canarias, ProVivienda (BanPro), Baninvest Banca de Inversión, Real y BaNorte, que fueron intervenidos en las últimas tres semanas.

Como parte del proceso de rehabilitación de los bancos, el gobierno eliminó las denominaciones de Bolívar, Central y Confederado de las agencias, y los sustituyó por Banco Bicentenario.

Chávez denunció el lunes, desde el palacio presidencial, la existencia de una campaña de rumores que estaría estimulando retiros masivos de depósitos para generar una crisis bancaria y la caída del gobierno.

"Vamos a ver quien aguanta más...burgueses de pacotilla", dijo el mandatario venezolano en cadena de radio y televisión al desestimar la campaña de rumores.

Chávez fustigó al presidente del Banco Federal, Nelson Mezerhane, por la denuncia que realizó contra ex funcionarios del gobierno e instó a la Fiscalía General a que investigue los comentarios del banquero.

"Si se va a meter a político, que se meta a político y entonces, el banco démelo pa'aca, bueno al Estado, pues entonces señor y usted vaya pa' la política", afirmó el mandatario al referirse a Mezerhane, quien también es uno de los accionista del canal de noticias Globovisión, que es fuerte crítico del gobierno.

"Televisora que vuelva a pasar la raya a la violación de las leyes, al irrespeto a la sociedad, al Estado, a las instituciones, no debe seguir abierta. No puede, no podemos permitirlo, una locura, porque ellos lo que quieren es incendiar la pradera", agregó.

Chávez anunció el lunes que fue detenido en Estados Unidos el empresario Eligio Cedeño, quien fue liberado el 11 de diciembre en confusas circunstancias tras pasar dos años detenido en la sede de la policía política a la espera de sentencia por un caso de entrega irregular de dólares.

La jueza María Lourdes Afiuni, que fue quien le otorgó la libertad a Cedeño, fue detenida poco después de emitir el fallo. Chávez criticó duramente a Afiuni y pidió la pena máxima de 30 años de cárcel para la jueza.

Varias decenas de clientes acudieron el lunes a las agencias de los bancos reabiertos para retirar parte de sus ahorros y pagar deudas pendientes con las instituciones.

"En cierta forma me siento más tranquila pero en general no porque uno oye los rumores", dijo Rogelia Abreu, una jubilada de 74 años, tras salir de la sede del desaparecido Central Banco Universal, en el este de la capital, donde tenía depositado sus ahorros.

"Hay una incertidumbre bancaria entonces uno no sabe", indicó Abreu al manifestar que se sentía preocupada por la situación de la banca venezolana por los rumores que han surgido en los últimos días.

"Yo necesito mi dinero y no puedo tenerlo...me descontaron los dólares y no tengo bolívares ni dólares ni nada", dijo molesta María Carolina de Navarro, una diseñadora ambiental de 48 años, al denunciar que el Central le descontó el cupo de divisas de su tarjeta de crédito para viajar al exterior, pero que el Banco Bicentenario no quiere reconocer los dólares.

La Superintendencia de Bancos aprobó la semana pasada la fusión de Bolívar, Central y Confederado y del estatal Banco de Fomento Regional Los Andes (Banfoandes) para constituir el Banco Bicentenario.

Al estatizar Bolívar, Central y Confederado el gobierno asumió las pérdidas que generaron las tres instituciones antes de su intervención y que alcanzaron a unos US$43,13 millones, según cálculos de las autoridades financieras.

Con la integración del Bolívar, Central y Confederado a la banca estatal el gobierno asumió un porcentaje cercano al 4% del negocio financiero, que sumado al 21,5% que tenía para el mes pasado elevará la participación total del Estado en el sistema a 25,5%.

El Estado controla los bancos Venezuela, que fue adquirido a mediados de año al grupo español Santander; el Industrial de Venezuela, que fue intervenido en mayo pasado tras registrar pérdidas por unos Us$130 millones; Banfoandes; del Tesoro; Agrícola de Venezuela; del Pueblo, y de la Mujer.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?