| 1/31/2011 2:25:00 PM

Gobierno no tomará decisiones precipitadas sobre el Metro de Bogotá

“Hasta que no tengamos acuerdo total sobre cuál va a ser esa primera línea del Metro, pues no se van a adelantar los siguientes pasos”, declaró el Jefe de Estado al término de una jornada de Diálogos de Gestión, que cumplió en el Ministerio de Transporte.

El Presidente Juan Manuel Santos advirtió este lunes que su Gobierno no va a iniciar proyectos de infraestructura que no estén bien estructurados en todas sus fases. En el caso del Metro para Bogotá, afirmó que hasta que no se defina cuál va a ser la primera línea, no se adelantarán los siguientes pasos.

“Hasta que no tengamos acuerdo total sobre cuál va a ser esa primera línea (del Metro), pues no se van a adelantar los siguientes pasos”, declaró el Jefe de Estado al término de una jornada de Diálogos de Gestión, que cumplió en el Ministerio de Transporte.

“Por el afán de decir: yo dejé el Metro o yo no dejé el Metro, no vamos a tomar decisiones precipitadas. Del afán no queda sino el cansancio, en estos casos”, agregó.

Insistió en que en esas decisiones su Gobierno va a actuar con total seriedad, porque son temas que pueden generar altos sobrecostos para los colombianos.

“No se va a iniciar un proyecto si no está bien estructurado en todas sus fases”, reiteró, tras recordar que el país ha tenido que afrontar problemas muy graves, en las últimas décadas, por el afán de que querer mostrar obras.

“Ahí es cuando viene los problemas, vienen las revisiones, vienen los pleitos, viene los cambios en los diseño, suben los costos. Las obras a veces quedan a la mitad porque no hay recursos y no hay obra más costosa que la que se deja por la mitad”, dijo.

Finalmente, expresó que se puede tomar más tiempo pero que lo importante es que las decisiones sean las correctas y se puedan optimizar los recursos.

Impulso a la infraestructura
El Jefe de Estado también indicó que el sector de la infraestructura se constituye en la locomotora que jalonará la economía colombiana y permitirá cumplir varios de los objetivos trazados en el Plan Nacional de Desarrollo.

“El trabajo de ustedes es un trabajo crucial para que el Plan de Desarrollo pueda cumplirse. Y esa locomotora tiene que ver con los puertos, esa locomotora tiene que ver con las carreteras, esa locomotora tiene que ver con los aeropuertos, esa locomotora tiene que ver con toda la infraestructura que este país necesita y donde infortunadamente nos hemos venido rezagando año tras año. Lo que queremos es que ese rezago desaparezca; yo quedaría contento con eso, con que el rezago que tenemos desaparezca”, expresó el Jefe de Estado.

Dijo que superar ese rezago le permitirá a Colombia compararse con naciones vecinas que poseen una buena infraestructura.

“Podamos nosotros mirar a los lados, con los países que tienen inclusive el mismo nivel de desarrollo nuestro y decir: estamos a la par”, expresó.

Explicó que por esta razón, los objetivos en materia de infraestructura son ambiciosos, para que jalonen el resto de la economía.

“Por eso los objetivos de estos cuatro años son muy ambiciosos. Vamos a tener metas en la construcción de carreteras por kilómetro de cada 100.000 habitantes, que es una cifra bastante ambiciosa, el número de puertos que vamos a remodelar y los que vamos a construir”, dijo.

Además, resaltó que todas estas iniciativas, se realizarán con los principios de Buen Gobierno, para que no exista duda en la transparencia y eficacia de su planeación y ejecución.

Aseguró que para cumplir esos objetivos, el Gobierno ya tiene fijados unos programas establecidos, para cumplir con las metas y con los compromisos que están pendientes por entregarles a las comunidades.

“En todo eso hay unos programas, unos objetivos que vamos a cumplir, para que esta locomotora sea una locomotora que realmente jalone el resto de la economía”, expresó el Jefe de Estado.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?