| 10/6/2012 3:00:00 PM

Gobierno impulsa acuerdo con la UE en Congreso

El ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, anunció que se radicó en la Secretaría General del Senado el proyecto de ley sobre el acuerdo comercial negociado entre Colombia y la Unión Europea.

Otro paso importante para avanzar en la agenda de internacionalización dio hoy el Gobierno, al haber sido radicado en la Secretaría General del Senado el proyecto de ley No. 133 de 2012, que corresponde al Acuerdo Comercial, negociado entre Colombia y la Unión Europea.

Así lo dio a conocer el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, quien anunció para las próximas semanas el inicio de los debates en la comisión segunda de esa célula legislativa. El funcionario confío en el apoyo que darán los congresistas en las sesiones tanto de esa comisión del senado como de la Cámara de Representantes.

El acuerdo, que finalmente debe ser aprobado en las plenarias de Senado y Cámara, podría entrar en vigencia en el primer semestre de 2013, estimó el Ministro, al recordar que se espera que el Acuerdo sea ratificado por parte del Parlamento Europeo, entre octubre y noviembre.

Con este Tratado Comercial, aseguró el Ministro, “llegaremos a más de 503 millones de consumidores de 27 países que conforman la Unión Europea”.

Este proceso entre Colombia y la Unión Europa abarcó la negociación de un total de 14 capítulos, siendo el más importante el de Acceso a Mercados, que involucra la desgravación arancelaria para bienes agrícolas, así como para los industriales.

También estuvieron sobre la mesa los capítulos de Asistencia Técnica y Fortalecimiento de las Capacidades Comerciales; Solución de Controversias; Asuntos Institucionales; Comercio y Desarrollo Sostenible; Propiedad Intelectual; Comercio de Servicios, Establecimiento y Comercio Electrónico; Competencia, Compras Públicas; Aduanas y Facilitación al Comercio, Defensa Comercial; Medidas Sanitarias y Fitosanitarias; Obstáculos Técnicos al Comercio; y Reglas de Origen.

Hablan los gremios

Algunos gremios de la producción se pronunciaron sobre este acuerdo, de cara al reto que se han fijado para aumentar el empleo y sus ventas externas.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, dijo que el acuerdo con la UE mejora la competitividad de la caficultura del país, pues además de brindar beneficios por reducción de aranceles, genera mayores oportunidades de diversificar la oferta en tan importante mercado.

Al respecto recordó que el sector logró libre arancel para el café tostado y para las preparaciones con el grano. Se pactó una norma de origen general mediante la cual se considerará originario todo café tostado en grano, solo si este ha sido cultivado y cosechado en los países parte de este acuerdo.

Así mismo, el presidente saliente de Augura, Roberto Hoyos, señaló que “el Acuerdo con la Unión Europea es una gran noticia y una gran oportunidad para el sector bananero colombiano. Hoy por hoy el 70 por ciento de la fruta que se exporta es ara ese mercado. No sólo se beneficia esta actividad sino otros del sector agropecuario. Es una necesidad para mejorar la competitividad del sector, así como para generar empleo y bienestar para las zonas que lo producen”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Hortofrutícola de Colombia (Asohofrucol), Álvaro Ernesto Palacio, dijo que el acuerdo con la UE abre un espacio importante de mercado para los productores de frutas y hortalizas.

“Estamos complacidos con la aprobación de este acuerdo, dadas las posibilidades que tiene nuestra actividad. Es por ello que estamos trabajando para preparar a nuestros productores hacia la internacionalización. Estos acuerdos nos brindan oportunidad para mejorar la competitividad del sector y del país”, manifestó.
                                                                                                                  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?