| 9/28/2011 3:00:00 PM

Gobierno considerará impuesto a la tierra improductiva

Santos indicó que es urgente actualizar el Catastro Rural para poner al día el cobro de impuestos a la propiedad de la tierra y desestimular la concentración de suelo productivo y presentó las bases del la ley de Desarrollo Rural.

 El Presidente Juan Manuel Santos afirmó este miércoles que para aprovechar la tierra y hacerla productiva, “no hay que tenerle miedo a otros mecanismos, como puede ser gravar con impuestos específicos la tierra improductiva”.
Así lo dijo durante la presentación del Informe de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, en Bogotá.
El Jefe de Estado indicó que en lo que se refiere a multas sobre la tierra improductiva, Colombia ya cuenta con una sanción, que además es una de las causales que da lugar a la acción agraria de extinción de dominio.
Así mismo, urgió actualizar el Catastro Rural dentro del territorio nacional, con el propósito de poner al día el cobro de impuestos a la propiedad de la tierra, como mecanismo para desestimular la concentración del suelo productivo.
“Este compromiso está incluido en el Plan de Desarrollo y nuestra meta para el 2014 es alcanzar la actualización de por lo menos el 70 por ciento de los predios rurales”, explicó el Mandatario. Señaló que hoy Colombia tiene actualizado sólo el 43 por ciento de los predios.

El Jefe de Estado explicó que la actualización catastral permitirá detectar la concentración de la tierra, así como el suelo que se encuentre improductivo en el país. Recalcó que la elevada concentración de la propiedad de la tierra ha agudizado la pobreza en Colombia.

Agregó que “el 52 por ciento de las hectáreas que tienen dueño están concentradas en grandes propiedades, en tanto más del 80 por ciento de los predios rurales tienen una extensión inferior a una Unidad Agrícola Familiar”.

El Presidente Santos afirmó que además existe la necesidad de ordenar el territorio de acuerdo a sus formas de ocupaciones y usos y de esta manera aprovechar el potencial de Colombia para la producción agropecuaria.

“El país sólo cultiva el 22 por ciento de las tierras con vocación agrícola, es decir, cerca de 5 millones de hectáreas de las 21 millones aptas para este uso”, manifestó el Jefe de Estado sobre la necesidad de aprovechar la tierra en el país.

Señaló que mientras tanto, la ganadería usa 39 millones de hectáreas en pastos, cuando sólo 21 millones de las tierras utilizadas reúnen las condiciones para esta actividad.

En el caso de la minería, el Mandatario comentó que se utilizan cerca de 6 millones de hectáreas, “incluso más de las que destinamos al cultivo de alimentos”.

Puntualizó que es necesario transformar con decisión y con voluntad política el buen uso y aprovechamiento de la tierra en el campo, lo que permitiría generar empleo y la formalización del sector.

El Presidente de la República también reveló este miércoles las bases del proyecto de ley de Desarrollo Rural, durante la presentación del Informe Nacional de Desarrollo Humano, elaborado por las Naciones Unidas.

Dijo que la estrategia busca hacer el campo más productivo, para luchar contra la pobreza y el atraso económico de las zonas rurales

El Presidente explicó los cuatro objetivos fundamentales de la iniciativa del Gobierno.

La primera consiste en compilar, articular y actualizar la normatividad que existe en el país sobre suelo y tierras, incluyendo mecanismos para que el Estado recupere tierras baldías fiscales de la Nación y para facilitar el acceso a tierras de la población campesina.

El segundo objetivo, señaló el Presidente, ordena el uso del suelo para ampliar reservas forestales, para proteger toda la cobertura boscosa que tiene el país, y para aprovechar nuestro potencial en materia de cultivo de alimentos.

El siguiente objetivo está orientado a regular el acceso a la propiedad de la tierra.

“No sólo incluye darle tierra a los pequeños productores y a los campesinos que no la tienen, sino también brindarles asesoría técnica y acceso a una serie de servicios como riego, servicios financieros, asistencia técnica y vivienda rural”, expresó el Mandatario.

Y el último objetivo busca garantizar que la gente del campo tenga acceso a bienes públicos rurales.
“Esto implica mejoras en la cobertura y prestación de servicios, en las vías y en la educación, no podemos olvidar que más del 60 por ciento de la población rural en edad de trabajar sólo ha terminado la primaria. También incluye un esfuerzo por establecer un sistema de pensiones adaptado a las condiciones del sector rural”, resaltó el Jefe de Estado.

Explicó que para implementar estas medidas, el Gobierno ha reactivado la figura de las Áreas de Desarrollo Rural, que son unidades geográficas con características de vocación productiva similares.

“Ya hemos designado 69 áreas de desarrollo rural en el país y la idea es que sean escenarios idóneos para la convergencia de inversiones”, dijo.

Agregó que si se implementan bien estas medidas, se lograría transformar la estructura productiva del campo desde la perspectiva del territorio, como lo sugiere el informe.
Fortalecimiento de la institucionalidad

Adicional a esto, el Presidente Santos anunció que el Gobierno Nacional iniciará un proceso de fortalecimiento de las instituciones del sector rural.

“Crearemos el Viceministerio de Desarrollo Rural y reestructuraremos el Incoder, para fortalecerlo como el organismo líder del desarrollo de las zonas rurales del país”, indicó el Mandatario.

Agregó que para mejorar la capacidad de formular y administrar eficientemente la Política Integral de Tierras se conformará dos nuevas entidades.

Una es el Consejo Nacional de Tierras, que “será una instancia de alto gobierno presidida por mí –en la que participarán los ministerios de Interior, de Ambiente, de Minas y de Agricultura- que se encargará de trazar las grandes políticas en materia de tierras y agua, y de conciliar los conflictos entre las agendas mineras, ambientales y agropecuarias para el uso racional del suelo”.

La otra entidad es la Unidad Nacional de Tierras y Adecuación, a través de la cual se adelantarán los estudios necesarios para identificar y aplicar normas para mejorar el uso del suelo, el manejo del agua para riego, la administración de las tierras de la nación y el uso adecuado de los recursos naturales.
“Todo lo anterior le permitirá a la población rural avanzar hacia esquemas productivos con un enfoque empresarial”, concluyó el Jefe de Estado. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?