| 1/31/2014 9:40:00 AM

Entran recursos para revocatoria de Petro

El Ministerio de Hacienda se comprometió a desembolsar $35.000 millones para la votación a dicha revocatoria. Quedarían pendientes $15.000 millones.

Luego de la preocupación de la Registraduría Nacional del Estado Civil por la falta de recursos para cumplir con la votación para la revocatoria del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, el Gobierno se comprometió a realizar el primer desembolso.

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público efectuará el giro por $35.000 millones, siendo los primeros recursos del total que se requiere para dicha revocatoria.

Con el desembolso la cartera económica tendrá que buscar $15.000 millones teniendo en cuenta que el costo es de $50.000 millones.

Vale la pena recordar que el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el pasado jueves reconoció que no había plata para cumplir con esta revocatoria.

Y la explicación del funcionario se dio por la cantidad de recursos que se están girando para las elecciones al Congreso de la República y a la Presidencia que suman $900.000 millones.

“Estamos hablando de una suma alta porque la elección para la revocatoria del mandato de Petro requiere de un despliegue enorme (…) son 11 mil mesas de votación en Bogotá y cada una vale $4.5 millones, es decir, en total $50.000 millones y eso hay que acomodarlo en el flujo de caja”, puntualizó.

No obstante el titular de la cartera se comprometió a buscar los recursos además porque es una obligación una vez se requieren este tipo de consultas o procesos revocatorios.

“Nosotros siempre tenemos que responder con recursos a esos requerimientos que establece la ley y que son una obligación para el Estado colombiano”, explicó.

Cárdenas manifestó que hay que identificar esos recursos, lo cual ya se está haciendo, para acomodar los dineros dentro del flujo de caja de la Nación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?