| 11/4/2015 5:00:00 AM

Gigantes de los pagos online aún no están regulados en Colombia

Aunque comercio electrónico mueve US$8.283 millones al año en el país, las firmas que procesan pagos entre el cliente y el vendedor aún no están vigiladas desde el sistema financiero. Las propias compañías coinciden en la necesidad de una mayor regulación y las autoridades ya están revisando el tema.

Los grandes jugadores del mercado de pagos en línea se hacen cada día más populares en el mundo gracias al avance de internet. PayPal por ejemplo reportó ganancias por más de US$300 millones para el tercer trimestre del año y hace tres meses debutó en Nasdaq.

En Colombia el comercio electrónico también crece y según la Cámara de Comercio Electrónico en 2014 movió US$8.283 millones, sin embargo, quienes procesan el pago entre el vendedor y el cliente final aún no están bajo la lupa de la Superintendencia Financiera.

“Es pertinente que todos aquellos que estén involucrados en una transacción financiera estén regulados, particularmente en cuanto a la seguridad y protección en el manejo de seguridad. Indiscutiblemente, el llamado a estudiar la posibilidad de regular este tipo de negocios es el gobierno nacional”, dijo Santiago Castro, presidente del gremio de los bancos, Asobancaria.

Una de las razones para imponer más reglas al sector es el riesgo ante delitos en la red como el robo de datos o el fraude. Según un estudio de la OEA y Symantec, más de 552 millones de identidades se expusieron durante 2013 en todo el mundo, lo que permitió a distintos delincuentes acceder a información sobre tarjetas de crédito, fechas de nacimiento, números de documentos de identidad, domicilios particulares, historias clínicas, números de teléfono, información financiera, entre otros.

La Cámara de Comercio Electrónico dijo que actualmente hay algunas iniciativas de ‘autoregulación’ en coordinación con Asobancaria y algunos comercios pero no existe un control formal desde las autoridades. Sin embargo, asegura, la Superintendencia Financiera ya está revisando el tema.

“Queremos hacer hincapié en que el organismo que nos regule debe, en primer lugar, promover la protección de los tarjetahabientes y los establecimientos de comercio y, segundo, fomentar el crecimiento de la industria del comercio electrónico en Colombia”, dijo Laura Marcela Anchico, directora de nuevos negocios de Place to Pay.

Por su parte el CEO PayU Latinoamérica, José Fernando Vélez, indicó que su compañía le rinde cuentas a la Superintendencia de Sociedades y que está abierta a la idea de una mayor regulación siempre que no limite la competencia en ese negocio. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?