| 5/18/2012 5:20:00 AM

Gasolina: muy pocas esperanzas de que baje

El ministro de Hacienda anunció una reducción impositiva de $200, pero solo en lo corrido de 2012, la gasolina ha subido casi $400. El ministro de Minas dijo que habrá alivios por su parte, pero no dio muchas esperanzas.

En julio de 2010, cuando Fendipetróleo aseguró que el galón de gasolina podía bajar hasta $2.500, empezó un debate de nunca acabar. Hoy se habla de que el precio será reducido vía impuestos en $200.

En su momento, el gremio argumentó que los ingresos que percibe Ecopetrol por el combustible son demasiado altos, por lo que el alivio en los precios podría provenir de una disminución de los rendimientos del productor, así como de la carga tributaria.

Desde entonces, incluso desde mucho antes, se viene hablando de reducir el valor de la gasolina, en un agitado debate que ha incluido múltiples protestas.

En un primer intento, poco antes de renunciar a su cargo para ocupar la Embajada de Argentina, el ex ministro Carlos Rodado Noriega, sacó adelante una modificación de la fórmula para calcular los aumentos.

Poco después, el nuevo ministro Mauricio Cárdenas emprendió el camino para llevar el debate al Legislativo y sentenció: una reducción de la gasolina solo puede discutirse bajo el escenario de reforma tributaria.

Aunque falta la discusión, ya hay una propuesta concreta de parte del Ministerio de Hacienda: rebajar en $200 el valor por galón a partir de 2013 vía reducción de impuestos, si así lo aprueba el Congreso. En principio, se pensaba reducir el valor en $1.000.

Camino largo

Desde el momento en que Fendipetróleo propuso una reducción de $2.500, el precio de la gasolina motor corriente ha subido $1.288. Estaba en $7.715 y ahora se cotiza en $9.003 en Bogotá.

Además, en lo corrido del año el galón de gasolina corriente ha subido $370 (subió $79 en enero, $99 en febrero, $100 en marzo, $128,7 en abril y bajó $37 en mayo).

Es por eso que si en realidad el Gobierno quisiera decretar una rebaja con la que queden conformes los usuarios, tendría que sacrificar recursos, bien sea de Ecopetrol, de los municipios, de los departamentos o de los distribuidores. Y eso no lo va a hacer.

Ya el ministro de Minas lo dejó claro en una reciente intervención: “lo más importante es lo tributario. Nosotros podemos hacer algunas otras cosas para reducir los precios, pero lo más importante eran
los impuestos y la señal del ministro ha sido clara, él considera que se puede bajar en $200”.

A simple vista, es muy poco probable que haya una disminución adicional, debido a que los primeros que se opondrían son los alcaldes y gobernadores, pues verían reducidos sus ingresos por la sobretasa e impuesto global. O Ecopetrol, que en varias ocasiones ha dicho que lo que percibe por cada galón “apenas cubre los costos de refinación”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?