| 7/2/2014 7:00:00 AM

Agro con 800 mil proyectos garantizados

Las iniciativas del sector agropecuario tienen un valor estimado de $4 billones los cuales beneficiarán a los pequeños productores. El Gobierno hace ajustes para permitir el acceso al crédito.

La mayoría de las nuevas acciones del Fondo Agropecuario de Garantías van dirigidas a los pequeños productores, que en la actualidad cuentan con más de 800 mil proyectos garantizados por cerca de $4 billones.

Para ello, la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario tomó decisiones en cuanto al funcionamiento de dicho fondo el cual es administrado por el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, Finagro.

Estas decisiones son el resultado de un ejercicio de revisión y transformación del FAG que se viene realizando en el último año con el objetivo de lograr que más productores del sector rural colombiano cuenten con garantías suficientes para acceder al crédito.

De esta manera se busca una mayor cobertura y crecimiento, especialmente, para apoyar al pequeño productor del país.

Adicionalmente, gracias a la aprobación del Proyecto de Ley 134C – 140S y a la reforma del modelo de gestión del FAG, se establecen cambios y beneficios en favor de los productores colombianos.

Estos son el acceso al FAG a través de más intermediarios financieros, ya que el nuevo modelo involucra incentivos que atraerán más intermediarios financieros al uso del FAG, lo cual redundará en mayores canales de oferta de financiamiento de crédito agropecuario para los productores.

De igual forma, se facilita y simplifica el proceso de pago y se disminuyen las causales de pérdida de las garantías.

También nuevas modalidades de operaciones financieras con garantías, más allá del crédito de fomento, el FAG queda habilitado para expedir garantías a operaciones de microcrédito rural y aquellas efectuadas por las bolsas de valores de bienes agropecuarios.

Con ello se amplía el espectro de acción del FAG a nuevos instrumentos financieros. Así mismo, el FAG podrá ser utilizado también por pobladores rurales que no se encuentren vinculados directamente con la producción agropecuaria.

Finalmente la modernización del modelo de gestión del FAG, que después de casi 30 años de existencia se transforma para satisfacer las necesidades del productor colombiano.

El FAG se convierte en un instrumento más sencillo para el trámite de las garantías. Adicionalmente, se introducen elementos centrales de gestión de riesgo para brindar sostenibilidad a esta herramienta fundamental de la política pública rural.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?