| 2/18/2011 11:15:00 AM

G20 buscará remediar desequilibrios globales

La ministra francesa de Hacienda, Christine Lagarde, reconoció hoy que el G20, cuyos ministros de Finanzas se reúnen desde esta noche en París, que las economías más fuertes del mundo enfrentarán una nueva crisis si no remedian desequilibrios peligrosos en la economía mundial.

Durante la reunión que desde hoy realizarán los ministros del grupo de las veinte economías más grandes del mundo, los principales funcionarios financieros del mundo esperan elaborar una lista de indicadores que midan con precisión los desequilibrios peligrosos.

 

Así mismo, el G20 "es una instancia basada en la concertación y la buena voluntad", dijo el gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, en una entrevista al vespertino francés "Le Monde", preguntado sobre si sería efectivo publicar una lista de indicadores sobre esos desequilibrios si no están acompañados de medidas para obligar a cumplirlos.

"Tendremos éxito si cada uno de los participantes está convencido de que este ejercicio va en interés de todos", agregó.

Precisamente los ministros de Finanzas del G20 se reúnen en París para buscar un consenso acerca de una lista de indicadores sobre los desequilibrios financieros globales, pero ya algunos países han comunicado su disconformidad con la iniciativa.

Entre las prioridades que se ha fijado la presidencia francesa del G20 para este año la principal es la de establecer indicadores de esos desequilibrios, aunque París ha precisado que no se trata de señalar a nadie como culpable.

"La idea es la de buscar una lista que sea suficientemente larga como para no apuntar con el dedo a un pequeño grupo de países, sino con el fin de tener en cuenta los principales desequilibrios", explicó Noyer.

Agregó que, "una vez identificados los factores de riesgo, se podrá buscar cuáles son las pistas de mejora, las políticas económicas correctoras que permitan alcanzar un crecimiento más fuerte y, sobre todo, más duradero".

Noyer aseguró, no obstante, que "ningún país ha manifestado estar en desacuerdo con este ejercicio".

Sobre otra de las prioridades de la presidencia de turno francesa, la reforma del sistema monetario internacional, Noyer reconoció que "se podrá llegar a resultados concretos", pero afirmó que el objetivo del presidente francés, Nicolas Sarkozy, "no es el de resolver todo en un año".

"Ya hemos conseguido poner el asunto sobre la mesa y ahora vamos a perfilar las diferentes facetas", afirmó.

El alto funcionario galo advirtió de que "las entradas y salidas brutales de capitales, la acumulación de reservas de cambio en algunos países (y) la volatilidad de los tipos de cambio presentan una serie de inconvenientes y riesgos" que se pretenden resolver con la reforma del sistema monetario internacional.

"No pretendemos tener la ciencia infusa", aseguró Noyer, quien agregó que "los problemas planteados por la volatilidad de los flujos de capitales son muy difíciles de resolver".

Sobre otra cuestión defendida por Francia, la de aplicar una tasa sobre las transacciones financieras internacionales, Noyer dijo en "Le Monde": "comprendo el objetivo, pero para ser concebible creo que (...) tiene que aplicarse en todos los países, incluso en las jurisdicciones que no cooperan", en alusión a los "paraísos fiscales".

"En caso contrario, tendrá como consecuencia un desplazamiento masivo de las transacciones financieras hacia los paraísos fiscales, y entonces no creo que el resultado fuera satisfactorio", añadió.

 

(Efe y AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?