| 1/29/2016 12:01:00 AM

¿Qué dejó la última reunión del Foro de Davos?

El último encuentro que reunió a los líderes y representantes más importantes del mundo incluyó temas de vital importancia para los avances en el desarrollo económico, social, cultural, ambiental y tecnológico de las naciones.

Más de 2000 personas, entre ellos jefes de gobierno de diferentes países, personas de negocios, científicos, sociedad civil, entre otros, fueron los asistentes a la edición número 46 del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Lea también: El Foro de Davos arranca con China, las finanzas, el ébola y los refugiados

Se trataron muchos temas durante la reunión de Davos, entre ellos el crecimiento económico, la seguridad alimentaria, el futuro del internet, el empleo, la igualdad de género, el sistema financiero, la inversión, el comercio, la inclusión social, entre otros. Sin embargo, cabe destacar algunos de los más importantes.

Uno de ellos, fue el tema de la desaceleración de la economía de China, donde la cabeza del Fondo monetario internacional, Christine Lagarde, aclaró que el país asiático está atravesando una importante transición en su economía. Dicha transición se refiere a pasar de una economía industrial a una de servicios, lo que podría incentivar el proceso exportador y el mercado local.

Por otro lado, se dio lugar al importante tópico sobre la cuarta revolución industrial, donde principalmente se hizo un llamado a la adaptación que se debe dar de parte de los seres humanos en la nueva era digital. Dada la gran influencia y los avances tecnológicos actualmente, durante el foro se buscó incentivar a las naciones a participar de la nueva revolución industrial.

De esta manera, se considera que los países tienen que dar una capacitación, tecnificación y educación a empleados y estudiantes para lograr dicha adaptación. Los resultados de este proceso, deben apuntar a integrar al ser humano con los avances tecnológicos sin llegar a reemplazar la tecnología por la fuerza laboral del hombre.

El tema de los refugiados fue otro de los principales. El número récord de migrantes que se han visto obligados a abandonar sus países por la violencia y conflictos armados y religiosos no solo tienen repercusiones sociales y humanas, sino que además traen consecuencias y retos económicos para los países que reciben a las personas forzosamente desplazadas.

Dentro del Foro, el presidente alemán Joachim Gauck, manifestó que disminuir la entrada de inmigrantes podría ser necesario por temas políticos y morales. Sin embargo, dijo que es necesario un aumento de la inversión de la Unión Europea en los países más afectados por la violencia, para aumentar la calidad de vida en esos países.  

Países latinoamericanos también tuvieron un lugar importante dentro del Foro Económico en Davos, especialmente países más afectados durante los últimos tiempos como Argentina, Brasil, Colombia y Venezuela.

Por un lado, Argentina con un nuevo mandatario al poder, afronta dificultades económicas y políticas. El ministro argentino Alfonso Prat-Gay, afirmó previo al Foro que el nuevo gobierno estará dispuesto a recuperar la confianza, credibilidad y transparencia, las cuales en años anteriores se habían deteriorado. También ratificó con anterioridad el interés por las negociaciones entre la Unión Europea y Mercosur.   

También, las disminuciones en los precios del crudo, que han perjudicado directamente el comportamiento de las economías de países exportadores de petróleo como Colombia y Venezuela.

Durante el Foro se destacó que Colombia fue el primer país del mundo en incluir los Objetivos de Desarrollo Sostenible en su Plan Nacional de Desarrollo. Además, se reconoció a Bancolombia como el quinto banco más sostenible del mundo y el primero del continente americano, por encima incluso de las instituciones estadounidenses y canadienses.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?