| 10/15/2010 5:00:00 AM

Fitch mejora perspectiva de calificación a Colombia

La calificadora revisó de la perspectiva de calificación de la deuda colombiana, de estable a positiva. La capacidad de recuperación económica, el desempeño macroeconómico en relación con sus pares y las medidas fiscales que se debaten en el Congreso fueron las razones para realizarlo.

La compañía calificadora de riesgo mejoró la perspectiva de riesgo soberano de la deuda colombiana, de estable a positiva. Para Fitch, el aumento proyectado en la producción de petróleo y minería beneficiarán la actividad económica general, los ingresos por exportaciones del país y mejorarán los indicadores de solvencia externa y de liquidez. Además, las medidas fiscales que se están debatiendo actualmente en el Congreso también ayudaron a fortalecer la imagen del país y la credibilidad en las políticas fiscales.

Desde el punto de vista de la calificadora, Colombia presenta estabilidad macroeconómica, una deuda externa modesta, habilidad en la administración de los pasivos, fortaleza institucional y nunca ha dejado de pagar su deuda.

Otro aspecto que resalta la calificadora es que el crecimiento económico de Colombia y las cuentas externas han demostrado su resistencia a los fuertes golpes fuertes de la crisis financiera mundial y la "parada súbita" del comercio con Venezuela, su segundo socio comercial más importante.

Por otra parte, Fitch espera que la inflación se mantenga bajo control y en niveles históricamente bajos, lo que apoya unos resultados macroeconómicos en línea con los soberanos con calificaciones más altas.

"El continuo crecimiento, respaldado por una creciente demanda interna y la evolución positiva en el sector minero podría apoyar la consolidación fiscal y reducción de la deuda en los próximos años", dijo Erich Arispe, director de Fitch grupo soberano.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?