| 10/31/2016 11:56:00 AM

Paz, capital político del Gobierno y elecciones de 2018 afectarían la tributaria según Fitch

La calificadora explica que este proyecto es importante para disminuir las presiones fiscales pero advierte que “luego del rechazo del histórico acuerdo de paz, el resultado final de la propuesta corre el riesgo de diluirse”.

La calificadora de riesgo crediticio Fitch Ratings espera que la reforma tributaria se apruebe antes de que termine este año, pero advirtió que hay tres factores políticos que podrán afectar la discusión y aprobación de la propuesta que hizo el Gobierno y que es necesaria para disminuir las presiones fiscales del país y mantener el grado de inversión.

De acuerdo con Fitch las negociaciones de paz con los diferentes sectores y guerrillas, los pronunciamientos y posiciones que ya se han fijado de cara a las elecciones presidenciales de 2018 y el capital político con el que cuenta el actual Gobierno, podrían ser factores de influencia en la discusión y posterior aprobación de la reforma.

La calificadora explica que este proyecto es importante para disminuir las presiones fiscales que enfrenta el país y, aunque demuestra el compromiso del Gobierno de recuperar los ingresos petroleros perdidos y normalizar la economía, “luego del rechazo del histórico acuerdo de paz, el resultado final de la propuesta corre el riesgo de diluirse”.

Por otro lado, Fitch advierte que alcanzar los objetivos fiscales del país y mejorar su deuda dependerá de un “control continuo del gasto y del desempeño de la economía” y destacó como positivo el ajuste que ya ha realizado el Gobierno frente a la reducción de ingresos, con la disminución de gastos de capital y limitando el gasto corriente.

En este aspecto, la calificadora recordó que la proyección de déficit fiscal del país para este año es de 3,9% del PIB, muy superior al promedio de 3% de los países con calificación BBB como Colombia y explicó que el país requiere el 3,4% del PIB que perdió en ingresos, para lograr la consolidación fiscal.

Por último, la firma recordó que aunque en julio de este año revisó la perspectiva del país a negativa por el aumento en la deuda externa y su amplio déficit de cuenta corriente, dejó la calificación BBB pues el país mantiene una estabilidad macroeconómica pese a la caída de ingresos generada por la disminución de los precios de las materias primas.

Lea también: Moody’s advierte que grandes cambios en la reforma tributaria afectarían las metas del país

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?