| 9/19/2012 3:40:00 PM

Familias gastan con más prudencia

Agosto de 2012 fue un mes positivo en las compras de los hogares, a pesar de un decrecimiento respecto al mes previo. Respecto a agosto de 2011 creció 3,9%; en lo corrido del año aumentó 5,7% y en los últimos 12 meses, 7,1%.

Según el estudio de Raddar, el mes pasado las compras de los hogares llegaron a los 31,9 billones de pesos, siendo un 3,86% más que las compras en términos reales de 2011, con una inflación anual de 3,11%.

La investigación concluye que las compras de los hogares continúan en una dinámica positiva pero prudente, debido a tres fenómenos fundamentales: contención de compra, impacto de las tasas de interés y reducción del ingreso disponible.

Las compras de los hogares en los últimos 12 meses han alcanzado los 190 billones de pesos, situadas aún por encima del crecimiento orgánico que deberían tener en relación a la dinámica poblacional, mostrando que están llegando a un punto de inflexión similar al de julio de 2007, cuando la acumulación de compras llegó a su máximo y causó un ajuste de las compras que tuvo su punto mínimo en abril de 2010.

Esto causa que la compras de los últimos 12 meses de los hogares a agosto de 2012 tengan una tasa de crecimiento de 7,1%, sólo a 2 puntos porcentuales del crecimiento orgánico esperado.

El dato del crecimiento del mes pasado, respecto a julio es muy cercano al promedio observado en los últimos 10 años, ya que es normal que agosto crezca menos que Julio.

En la opinión de los analistas de Raddar, el crecimiento mensual de las compras de los hogares de -1,0% es una noticia positiva para el mes de agosto, ya que muestra que puede estar comenzando un ajuste en las compras de los hogares después de la contención del primer semestre, donde los hogares mostraron una dinámica inferior a la esperada.

Los precios han tenido un rol muy importante en la dinámica de 2012, con un comportamiento atípico por debajo de los promedios históricos, en consecuencia es muy probable una inflación entre el 2% y el 3%.
 
Las tasas de interés de consumo han transmitido los cambios de política montería al alza pero no a la baja.

Situaciones como estas, son explicadas por Raddar como el freno en la colocación de créditos, que revelan acciones del comercio como la disminución de precios para intentar dinamizar el mercado; como ocurrió en 2009 una clara contención de compra.

En el mes de agosto de 2012, las compras que tuvieron variaciones reales positivas fueron vestuario y calzado, entretenimiento , transporte y comunicaciones. Anualmente esta dinámica es causada por compras de elementos para vivienda, e igualmente, por la categoría de transporte y comunicaciones; lo anterior revela que la dinámica de las compras de bienes durables se mantiene pese a una contención en las compras.

Estas compras siguen impulsadas por el uso de tarjetas de crédito y crédito de consumo, pero en todos los casos es claro que la contención de compra es evidente; adicionalmente en tarjeta de crédito se colocaron 3 billones de pesos, con un crecimiento de 12,7% con respecto al mismo mes del año pasado.

La dinámica del mercado y los cambios de tasas del Banco de la República han llevado a que la colación haya disminuido su variación, con un muy buen nivel. Las tarjetas de crédito creciendo al 12,7%, el crédito de consumo al 18,1%y el hipotecario al 23,7%.

Toda la dinámica anteriormente mencionada tiene su origen en el aumento del ingreso de los hogares, que es el que ahora ha mostrado un menor crecimiento acompañado de un incremento aún mayor del valor de sus compras frecuentes, lo cual indica que el ingreso disponible en el mercado se esta reduciendo por esta vía y el peso de las cuotas de crédito.

Históricamente el peso de las cuotas de los créditos es mayor que las compras con Tarjeta de Crédito de los hogares, reflejando de manera general que este plástico ha permitido aligerar la estructura mensual de gastos.

Cada vez los hogares tienen menos ingreso disponible, porque el valor de la canasta de bienes frecuentes de compra aumenta y el peso de las cuotas financieras también, reduciendo así el margen de acción de los hogares para compra de bienes durables y semidurables.

Gracias al esfuerzo del sector privado y del gobierno nacional, la ocupación en Colombia viene creciendo a tasas superiores al 3% anual, que se traduce en una fuerte producción de empleo y por ende ingreso para los hogares.

La relación entre personas ocupadas y la población total continua mejorando: cada vez hay menos personas por un empleo en Colombia, es decir que dentro de los hogares ya hay al menos 1,6 personas empleadas, en hogares de 3,5 personas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?