| 9/12/2012 11:20:00 AM

Exportar o importar, lo caro es en Colombia

El transporte de Buenaventura a Los Ángeles resulta más económico que el trayecto de Buenaventura a Bogotá.

Los costos de transporte de carga de Colombia con Estados Unidos y Latinoamérica son inequitativos y afectan directamente a los empresarios nacionales, según Andrés Felipe Santos, director del programa de Logística y Producción de la Universidad del Rosario.

Por ejemplo, enviar una tonelada de carga desde Buenaventura hasta Los Ángeles en Estados Unidos presenta un costo promedio de 30 dólares, mientras que el transporte de esta carga desde el mismo puerto hasta Bogotá tiene un costo promedio de 34 dólares, como lo señala un informe sobre los sobrecostos en el sistema de transporte de la Asociación Nacional de Exportadores.

Una de las desventajas competitivas y comparativas que presenta el país se debe a un gran rezago en el Sistema Logístico Nacional, principal causa de sobrecostos en el transporte de la carga para la industria nacional, comentó.

Para el académico, “nuestras empresas desgastan su inversión en operaciones logísticas cada vez más costosas”.

Latinoamérica no es la excepción

El costo logístico se incrementa de acuerdo con variables como la estructura del negocio, los canales, el sistema, las políticas de distribución y el acceso a las principales ciudades de comercialización.

En la distribución de una botella de vino desde Europa a Latinoamérica, el costo logístico en países como México, Estados Unidos y Argentina se incrementa en promedio 1.80 dólares. A  Venezuela sube 9,8 dólares. Sin embargo, en Colombia el costo se escala a 26 dólares, un escenario nada confortable para el país”, reveló el docente.

Es contradictorio que se esté estimulando a las pequeñas empresas ha internacionalizarse sin ofrecerles y garantizarles herramientas adecuadas para que puedan generar sus operaciones internacionales sin tanto traumatismo.

Aunque en el informe de Desempeño Logístico 2011 del Banco Mundial, que mide el rendimiento a lo largo de la cadena de suministro de un país, Colombia ascendió 8 puestos, al ubicarse 64 entre 155 países, “la logística sigue teniendo rezagos y lentas respuestas para poder responder a un comercio dinámico y emergente frente a los actuales y futuros tratados de libre comercio”, dijo Santos.

Las empresas de transporte deben generar procesos de integración con los generadores de carga, para mejorar el nivel de servicio y poder transformar sus organizaciones en operadores logísticos, generando ventaja competitiva. 

Aeropuerto Eldorado

En el transporte aéreo el mejor ejemplo es Eldorado, en donde la necesidad puntual es la redefinición de las operaciones actuales para el mejoramiento competitivo, focalizándose sobre la capacidad instalada y apoyándose con tecnologías de vanguardia. “Esto para mejorar la operación y dar respuesta a las necesidades de mercado, como tarifas, tiempos, entregas, cumplimiento, entre otros”, explicó.

El transporte marítimo se encuentra en un proceso de modernización para 2014, en donde no solo se espera contar con la infraestructura necesaria, sino también con la planificación adecuada de las operaciones, en conjunto con los sistemas de conectividad (carreteras, canales de acceso), logrando mejorar la productividad de operaciones con los puertos de Cartagena, Buenaventura, Barranquilla y Santa Marta.

Para el académico, en este momento de la historia comercial de Colombia se vislumbran nuevas oportunidades de mejora que se verán reflejadas en la disminución de costos operativos.

No obstante, esto solo será posible si desde ahora se involucran a todos los actores dentro de las diferentes cadenas de suministro para transformar sus paradigmas: de operaciones tradicionales con mercados domésticos a nuevos modelos de operación con economías emergentes e internacionales.

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?