| 1/6/2016 5:17:00 PM

Fuerte reducción de las exportaciones del agro y la industria en noviembre

La debilidad de la demanda externa y la fuerte desaceleración de los países emergentes, especialmente de América Latina, revela un difícil panorama para las exportaciones colombianas. Las ventas de café vuelven a caer.

Un nuevo revés para el comercio exterior colombiano reduce posiciones optimistas frente al 2016. Según el Dane, en noviembre las exportaciones se redujeron 37,7% respecto a noviembre de 2014 alcanzando los US$2.362,3 millones FOB.

En términos de volumen, se exporto 11,1% menos que en noviembre de 2014.


Con este dato, las exportaciones se han reducido un 35,1% durante los primeros 11 meses del año. En este mismo periodo, el país ha dejado de recibir aproximadamente US$17.910 millones FOB de ingresos por exportaciones.

Además, en términos de valor (en millones de dólares FOB) es la caída más amplia del año. En 12 meses a noviembre, la reducción completa el 34,5%.

Este nuevo descenso refleja un difícil panorama de recuperación para las ventas externas colombianas. Los efectos negativos de las sucesivas caídas de los precios del petróleo se suman ahora a una mayor debilidad en la demanda mundial por bienes y servicios (especialmente en los países emergentes), afirma el Banco Mundial.

Según el organismo multilateral, durante la presentación de sus Perspectivas Económicas Globales para 2016 el mundo crecerá solo 2,4% en 2015 y 2,9% en 2016. América Latina por su parte, se contraerá 0,9% en 2015 y tendrá un crecimiento nulo este año.

Colombia crecería 3,1% en 2015 y 3% en 2016. Sin embargo, esta estimación puede ser menor en el futuro de continuar la tendencia negativa que actualmente padece el sector externo nacional. Por esto, en el contexto de desaceleración internacional, tanto las ventas externas de manufacturas como de productos agropecuarios aceleraron su caída.



Fuente: Dane, cálculos Dinero

En el caso de los productos agrícolas, las ventas de café, con su nueva disminución de 29,7%, completan 2 meses con variaciones negativas. De igual forma, los artículos de confitería aceleran su descenso. Menos ventas hacia Estados Unidos, Alemania y Japón explican este resultado.

Dinero consultó a Carlos Ignacio Rojas, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Exportadores de Café de Colombia, Asoexport sobre los datos del café y obtuvo como respuesta que aunque el precio internacional del café si ha descendido no justifica una caída tan grande en las exportaciones de este producto.

De hecho, estas reducciones son en valor, ya que en toneladas aumentaron 0,3% en noviembre y 13,5% en el año corrido.

Para los combustibles, el petróleo y sus productos conexos (-55,8%) y nuevas caídas en las ventas de hulla y coque (-21%) explican la nueva aceleración en el descenso de estas exportaciones. De nuevo, el mercado norteamericano es el responsable.

Las manufacturas mantienen su amplia disminución en las ventas internacionales debido a la fuerte caída de las hechas minerales no metálicos (-45%), el crudo panorama de los plásticos (-30,9%), del ferroníquel (-34,2%) y el amplio descenso de las máquinas para industrias (-55,1%).

Como lo afirmo el Banco Mundial, dos de las economías que lideran las malas proyecciones para este año en la región (Brasil y Venezuela) redujeron fuertemente su consumo de estos bienes colombianos.

Menos ventas de ferroníquel para Estados Unidos y productos químicos para los países emergentes durante los primeros 11 meses del año es un claro indicador de que la producción industrial internacional y la demanda externa observan una lenta recuperación.

Finalmente, los principales socios comerciales reducen ampliamente las compras colombianas. En noviembre, las exportaciones hacia Estados Unidos, la Unión Europea y la Aladi se redujeron 43,8%; 34% y -35,5%. Por otro lado, hacia China se incrementaron 9,9%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?