| 11/12/2010 4:30:00 PM

Expertos dicen que Colombia debe acostumbrarse a la revaluación

La política de expansión de Estados Unidos no va a ayudar directamente a reducir sus índices de desempleo, pero sí tendrá un impacto en la economía de los principales países emergentes, por su incidencia en la revaluación de las monedas locales, que afectará fundamentalmente al sector exportador.

Así lo estimó Carlos Vegh, de la Universidad de Maryland, como balance de su ponencia en el panel Recomposición del crecimiento mundial: el futuro del desequilibrio global, que se realizó en la segunda jornada de Lacea 2010, que organiza el Banco de la República, el Centro de Pensamiento Social, y las universidades de Antioquia y Eafit; y que tendrá lugar hasta este sábado 13 de noviembre.

Para este experto, países como Colombia y Brasil, tendrán que ajustar sus políticas fiscales para responder ante esta apreciación de sus monedas, ya que “es algo inevitable dada la enorme magnitud de las entradas de capitales. La apreciación será inevitable y los principales países emergentes van a tener que aceptarla”.

Según Vegh que los países realicen acumulación de reservas, dejando claro que esta situación perjudica a los exportadores colombianos y brasileños, por ejemplo, lo que ha generado enorme preocupación y pérdidas en el sector.

No obstante, aclaró que las economías de estos países seguirán creciendo de forma acentuada, a pesar del perjuicio que causa la apreciación de la moneda a los exportadores.

El experto indicó que la inyección de dólares que hizo el Gobierno de Estados Unidos al mercado dejará caer su presión en las economías de los mercados emergentes como Brasil, Colombia y Chile.

Según Vegh este flujo de capitales perjudicará a los países emergentes ya que la moneda no se depreciará contra China, porque allí se mantendrá un tipo de cambio fijo con respecto al dólar.

“Esta expansión monetaria va a causar un problema importante en el corto plazo, porque estos problemas que se estaban presentando, se acentuarán por la política expansiva de los Estados Unidos y lo peor es que va a perjudicar a los países emergentes sin ayudar demasiado a Estados Unidos”, señaló.

De manera adicional, anticipó que las tasas de interés en esta nación de Norteamérica van a caer y, por lo tanto, eso va a hacer que haya más flujo de capital desde allí hacia los países emergentes.

Otro de los participantes fue Andrew Powell, quien estaba en representación del BID, sostuvo que el efecto del balanceo en el mundo está afectando a América Latina. Los commodities representan el 30% del total de exportaciones de la región y por esta razón es altamente vulnerable a los shocks.

Afirmó que Latinoamérica debe aprender a moverse en el nuevo orden, ya que algunos riesgos son exógenos y con ellos se debe vivir, pero también deben diseñarse políticas para prevenir la exageración de las consecuencias.

Puntualizó que “los efectos de interacción entre las distintas políticas son diferentes, así que deben promoverse políticas que sean buenas para el rebalanceo global”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?