| 5/15/2015 8:10:00 AM

Mejora la confianza en abril

¿Será señal de rebote o es un alivio transitorio? Los consumidores actúan y deciden por la percepción que tienen sobre la situación actual y sus expectativas del futuro.

El consumidor colombiano en abril mejoró sus expectativas según la encuesta de Fedesarrollo, después de una acelerada caída de su confianza en marzo, cuando llegó a niveles no observados desde 2009. Sin embargo, la mejora no es uniforme y el bajo nivel sugiere que la confianza de los consumidores sigue siendo frágil.

Los hechos más relevantes:

  • El nivel del indicador mejoró en parte porque en Bogotá se pasó de un indicador negativo a uno levemente positivo. Sin embargo, Bogotá sigue siendo la ciudad con el nivel de confianza más bajo entre las principales ciudades en que se toma la muestra. Barranquilla es la ciudad con mayor confianza del consumidor y donde frente a abril del año pasado, no hay una disminución tan pronunciada de la confianza como se observa en las otras principales ciudades.

  • Frente al mes de marzo, la confianza se deterioró en forma destacada en Bucaramanga y tuvo ligeros deterioros en Cali y Medellín.

  • Desde una perspectiva socioeconómica, la confianza aumentó durante abril en los estratos bajo y medio, lo que impulsó la mejora del indicador total pero en el estrato alto se registra un indicador ampliamente negativo.

  • La disposición de los consumidores para comprar vivienda en abril disminuyó frente al mes anterior en todas las ciudades menos en Medellín. En Bogotá y Bucaramanga, la disposición es negativa. Barranquilla y Medellín reflejan los valores más altos en cuanto a disposición.

  • La disposición a comprar bienes muebles y electrodomésticos aumentó unos puntos en abril porque frente a marzo Bogotá y Barranquilla mejoran. Sin embargo, Cali y en especial Bucaramanga registran una disposición negativa.

Lo mejor es considerar estos datos conocidos para abril dentro de las tendencias que se han ido formando. La confianza al consumidor descendió desde diciembre hasta marzo, igual las ventas al por menor han crecido mes a mes a un menor ritmo en cada mes, lo que sugiere una actividad de consumo más débil. El dato de abril sugiere por ahora un punto de inflexión pero aún es temprano para afirmarlo.

En parte es prematuro porque las cifras en la mejor confianza no son robustas ni generalizadas, no permiten sugerir un cambio en la desaceleración en el consumo. Habrá que esperar más meses para poder confirmar un rebote..

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?