| 1/27/2016 12:05:00 AM

Las perspectivas de inflación para este año cada vez son más altas

A pesar de que las nuevas expectativas de inflación son menores para finales de este año en comparación con las cifras registradas durante el 2015, las causas del fenómeno siguen siendo de gran preocupación para la economía. Los países vecinos no se quedan atrás.

En días pasados, se registró con la Encuesta Mensual del Banco de la República que los analistas estaban pronosticando una inflación de 4,5% para el cierre de 2016, acompañado de una subida de las tasas de interés hasta alcanzar un 6,5% en marzo.

Posteriormente, de acuerdo con analistas que fueron consultados por la Bolsa de Valores y Fedesarrollo, se estimó un cierre del año con una inflación de 5%.

Por otro lado, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) dentro de sus proyecciones, pronosticó una inflación del 4,7% anual el pasado 19 de enero.

Estas proyecciones estuvieron ligadas directamente con fenómenos que siguen perjudicando el desempeño  de la economía en general. La devaluación del peso, las presiones de costos laborales, los impactos climáticos, las alzas en las tarifas energéticas y la caída de los precios del petróleo, siguen siendo motivos para mantener altas las expectativas de inflación, se afirmó en el informe de la Anif.

La subida de las proyecciones inflacionarias durante el mes de enero han sobrepasado las expectativas que se tenían durante los últimos meses del año anterior, tanto en entidades nacionales como internacionales.

En diciembre de 2015, en un informe del Instituto de Predicción Económica L.R Klein, se registraba que Colombia alcanzaría una inflación anual de 3,6% en 2016. Esta cifra estaba considerablemente por debajo del promedio de inflación de los países latinoamericanos y aproximadamente un 1% menor a la actual.

De igual forma, las proyecciones de inflación en Latinoamérica siguen siendo muy altas en comparación con otras regiones del mundo, comportamiento especialmente fundamentado por los deficientes resultados en la economía del vecino país, Venezuela. No obstante, el promedio de los demás países latinoamericanos también sobrepasa las predicciones de inflación de muchas de las otras regiones alrededor del mundo.

Por otra parte, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en su informe de Revelación de las expectativas en América Latina, en noviembre del año anterior, pronosticaba un comportamiento de la inflación para finales de 2016 de 3,9%. Un pronóstico superado por países como Brasil, Uruguay y Paraguay, con tasas de 9,1%, 6,2% y 4,5% respectivamente.

Las altas perspectivas en la subida de precios van de la mano con el deficiente crecimiento económico que en general presenta la región, tal como lo anunció el Banco Mundial recientemente.

A pesar de que las proyecciones inflacionarias en Colombia se encuentran por debajo del promedio de las de los demás países de Latinoamérica, el panorama sigue siendo desalentador, especialmente al saber que el incremento anual de los precios de los alimentos fue de 10,85% en 2015, uno de los factores que más afecta el bolsillo de los consumidores. Además, el incremento de los precios de los alimentos es superior al incremento del salario mínimo establecido para el presente año.

Fuente: Anif / Instituto de Predicción Económica L.R Klein, cálculos Dinero

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?