| 6/19/2015 5:00:00 AM

Los adultos son los que más demandan cursos gratis en línea

La educación virtual se ha convertido en un movimiento mundial que busca otorgar mayor acceso a la educación para todas las personas del mundo. Desde 2012 ha tenido una fuerte expansión, pero ¿qué está pasando con esta nueva forma de educación?

Dinero conversó con Fernando Valenzuela, presidente en Latinoamérica de Cengage Learning, empresa proveedora de soluciones integrales para la enseñanza, sobre la dinámica y el crecimiento de la educación en línea gratis en los últimos años y lo que se espera en el futuro.

De acuerdo con el ejecutivo, la educación en línea se ha convertido en un complemento de la educación presencial. Cada vez más personas toman estos cursos para adquirir conocimientos precisos o habilidades que necesitan en el corto plazo. Para la muestra está que actualmente cerca de 18 millones de personas en el mundo aprovechan estas plataformas para formarse.

Desde su punto de vista, es interesante ver que las personas que más acuden a estos cursos son aquellas pertenecientes al segmento entre los 30 y los 45 años. Curiosamente también hay un segmento entre 55 y 65 años que tiene tiene bastante participación. "Esto se explica porque estas personas demandan conocimientos de temas específicos para aplicar rápidamente, y los cursos les ofrecen esto", aseguró Valenzuela.

Por su parte, los jóvenes están haciendo una incursión más paulatina a la educación en línea, al mismo tiempo que las universidades ven estos cursos como una herramienta que facilita llevar sus clases a una mayor cantidad de personas y en diferentes países del mundo. Pero, ¿cuál es la realidad de esta nueva alternativa de educación?

¿Por qué nace la opción de educación en línea y quién lo impulsó?


Es difícil vincular a una sola persona u organización en este cambio en la educación, esto viene dándose al tiempo en diferentes partes del mundo. Sin embargo, es un fenómeno que viene ocurriendo en los últimos 5 o 6 años, en los cuales se está cuestionando el rol de la educación formal en dos aspectos: el primero en cuanto a la calidad y el segundo frente al acceso.

Las universidades también se vienen preguntando ¿cómo se está transformando la educación? Y ¿cuál es la velocidad con la deben entrar a la transformación? Porque la educación formal que conocimos ya empieza a ser irrelevante.

¿Cuándo comienzan a tomar más fuerza estos cursos?

Cuando aparecieron los MOOC (Massive open online courses) se empezó a replantear en forma más seria el formato de cursos en línea. Sin embargo, aún estamos en medio del periodo inicial, en el cual finalmente la educación masiva en línea y de calidad va a tener un rol preponderante.

Los MOOC comenzaron a tomar volumen a comienzos de 2013, pero logran un gran avance a partir de mediados de 2014. Ahora es donde han tenido una curva acelerada y se puede ver que hay millones de estudiantes disfrutando de los cursos.

¿Cuál ha sido el crecimiento?

Yo diría que cada seis meses se ha duplicado el volumen, ese es el ritmo de crecimiento. Entonces, si había 500.000 personas en 2013, en seis meses se hicieron un millón, y así sucesivamente.

Lo mismo ocurre con la cantidad de cursos, estamos hablando de cerca de 2.500 o 3.000 cursos en línea que se incrementan en casi 1.000 cursos cada seis meses.

¿Cuáles son las plataformas más importantes?

Las plataformas más importantes son Coursera que tiene más de 10 millones de estudiantes, Edex que en promedio cuenta con más de 3 millones, y Udacity que tiene más de 2 millones, entre otros. Es decir estamos hablando de millones de estudiantes que están accediendo por primera vez a cursos gratuitos.

¿Cuáles son los cursos que las personas toman más?

Hay tres áreas que tienen gran importancia: computación, gerencia y negocios y las ciencias. Pero no hay una diferencia tan grande con áreas como educación salud y humanidades. Parte interesante de este fenómeno es que encontramos cursos de todas las áreas del conocimiento, es decir, la distribución es muy equilibrada.

¿Es posible que en el largo plazo la educación sea totalmente gratuita?

Yo no sé si va a llegar a ser gratuita de forma masiva. Lo que sí es cierto es que habrá mayor acceso a un costo menor y eso representa un cambio del modelo global.

¿Cuáles cambios se verán en las universidades?

Normalmente las universidades eran muy selectivas respecto al número de estudiantes que podían atender y la calidad de sus estudiantes, pero esta nueva adaptación hace que las universidades se transformen y dejen de pensar en las clases de 50 minutos y 30 alumnos o en pénsumes donde se estudia en orden.

Ahora habrá un punto de entrada y muchos puntos de salida con muchas rutas para llegar hasta acá, y clases que puedan tomar millones de estudiantes al tiempo. El sistema educativo va a dejar de ser un sistema, ahora va a ser una red y habrá nodos de aprendizaje.

¿Las empresas van a aceptar este tipo de educación?

Yo te diría que todavía prevalece en muchas empresas e instituciones la idea errónea de que la educación en línea es de menor calidad, entonces este es uno de los elementos que debe transformarse. Todavía hace falta conectar la educación con las habilidades adquiridas y no con el punto de partida de los programas establecidos..

No puedo decir que hoy en día las generaciones que están obteniendo estos cursos en línea puedan competir contra los otros, sobre todo con las universidades de élite. Pero, en dos o tres años se va a entender que esta educación es tan o más poderosa que la experiencia presencial.

¿Cuál ha sido la acogida de estos cursos en América Latina?

Latinoamérica tiene una presencia muy alta, si lográramos que en América Latina más gente hablara inglés probablemente sería el área que más accedería a estos cursos, pues cerca del 80% de los cursos son en inglés. Todo esto nos ayudaría a ser más competitivos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?