| 5/16/2011 12:45:00 PM

Eurozona aprueba el rescate de 78.000 millones de euros para Portugal

Los ministros de Finanzas de la zona euro aprobaron por unanimidad un programa de ayuda financiera a Portugal por valor de 78.000 millones de euros, basado en el acuerdo negociado entre la UE, el Fondo Monetario Internacional y las autoridades portuguesas.

Según un comunicado hecho público por los ministros, "las autoridades portuguesas se comprometen a alentar a los inversores privados a mantener su exposición conjunta (a la deuda del país) sobre una base voluntaria", que era una de las condiciones exigidas por Finlandia, el país más reticente a la concesión de la ayuda.

El rescate de 78.000 millones de euros, que cubrirá las necesidades de financiación de Portugal durante tres años, será aportado a partes iguales por el FMI, el fondo de rescate de los países del euro (Efsf, según sus siglas en inglés) y el fondo garantizado por el presupuesto europeo (Efsm), a razón de 26.000 millones para cada uno.

En el comunicado, los ministros de Finanzas de la zona euro aseguran que la decisión de otorgar ayuda a Portugal servirá para "garantizar la estabilidad financiera de la zona euro y de la Unión Europea en su conjunto".

Asimismo, consideran que el "ambicioso" programa de ajustes y reformas acordado por los técnicos de la UE y el FMI con las principales fuerzas políticas portuguesas permitirá afrontar los restos "fiscales, financieros y estructurales" de la economía lusa y salvaguardar "a los grupos más vulnerables de la sociedad".

Este programa se basa en el saneamiento de las cuentas públicas hasta reducir el déficit al 3 % del PIB en 2013, reformas estructurales para aumentar el potencial de crecimiento económico como el mercado de trabajo, y medidas para reforzar el sector financiero.

 

 

 

efe

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?