| 11/29/2011 5:10:00 PM

Eurogrupo aprueba conceder 8.000 millones a Grecia para evitar su quiebra

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro pusieron hoy fin a meses de bloqueo al autorizar la entrega del sexto tramo del paquete de asistencia financiera a Grecia, de 8.000 millones, que son vitales para que el país pueda hacer frente al pago de salarios y pensiones en el sector privado.

También, aprobaron hoy la concesión del cuarto tramo de ayuda a Irlanda, de 11.500 millones de euros tras tener la certeza de que este país cumple las reformas pactadas con los supervisores internacionales.

El desembolso de los 8.000 millones para Grecia estaba en principio previsto para septiembre, pero la falta de progreso en el plan de reforma exigido a Grecia para recibir la ayuda motivaron un primer retraso.

Una vez que las autoridades griegas se mostraron dispuestas a colaborar, el Eurogrupo anunció en octubre que entregaría la ayuda, justo antes de la cumbre en la que se acordó una quita voluntaria del 50 % sobre la deuda helena y un nuevo paquete de ayuda de 130.000 millones de euros.

Los mercados respondieron de forma positiva al acuerdo, pero la calma duró apenas dos días, ya que el entonces primer ministro Yorgos Papandréu sorprendió a sus socios europeos al anunciar un referéndum sobre las medidas de ajuste, que finalmente no sólo no se celebró sino que acabó costándole el puesto.

Tras la salida de Papandréu del Ejecutivo, los europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI) solicitaron al nuevo primer ministro griego, Lukás Papadimos y a los principales partidos griegos que se comprometieran por escrito a llevar a cabo las reformas, una exigencia que topó con el rechazo frontal del líder del partido conservador Nueva Democracia, Antonis Samaras, quien finalmente accedió a enviar una misiva a los socios internacionales.

El ex primer ministro fue el último en enviar la carta a Bruselas, lo que ha dado luz verde a la autorización del Eurogrupo.

Tras la autorización de los ministros hoy, falta el visto bueno del FMI sobre su contribución al tramo, para que los 8.000 millones puedan entregarse definitivamente.

Este tramo forma parte del primer rescate concedido a Grecia, de 110.000 millones de euros.

Los ministros trabajaron hoy, por otro lado, en la creación de un verdadero cortafuegos para evitar que la crisis de la deuda, que arrancó precisamente en Grecia, se extienda a países como España e Italia sometidos a fuertes presiones de los mercados.

Analizaron, en concreto, las reglas operativas para aumentar la capacidad de intervención del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) con vistas a que pueda dar líneas de crédito preventivas, intervenir en los mercados de deuda primario y secundario y financiar la recapitalización de la banca.

De lo que ha trascendido ya de la reunión se sabe que el FEEF podrá avalar entre el 20 % y el 30 % de las emisiones de deuda de los países con problemas.

La preocupación por el contagio de la crisis de la deuda también ha llevado a los ministros a dedicar parte de la jornada a analizar la situación económica de Italia sobre la base del informe presentado por la Comisión Europea, en el que recomienda al país que ponga en marcha un programa y un calendario de aplicación del mismo "más ambiciosos" para recuperar la confianza de los mercados.

El Ejecutivo comunitario alertó de que el riesgo de una "crisis de liquidez soberana plena" podría aumentar rápidamente sin una respuesta política decidida, lo que podría desembocar en una crisis de solvencia, cuyas repercusiones para otros grandes países de la eurozona "serían gravísimas".

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, advierte en el documento de que las "reformas clave deben ser aceleradas".

Los ministros de los países del euro aprobaron también hoy la entrega del cuarto tramo de ayuda a Irlanda, de 11.500 millones de euros -3.800 del FMI y 7.600 de la UE-, después de que la troika comprobase sobre el terreno que el país está cumpliendo con el programa de reformas pactado con los supervisores internacionales.

El programa de ayuda a Irlanda asciende en total a 85.000 millones de euros.


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?